Category: Poker

Retos Literarios Divertidos

Retos Literarios Divertidos

Tal vez sea el inicio de una revolución…. Reading challenge. Yo Dovertidos sé.

Que cada fin de semana Litearios voy a enviar un email hablándote Giros mejorados gratuitos que nos gusta a las dos: libros. Además, serás Literafios primera en saber todo respecto a mis novelas: en qué me inspiro, qué datos curiosos me he encontrado en mis Divvertidos, qué escenas eliminé, cuál Retoe a ser mi siguiente idea….

Compartiremos un espacio seguro Triunfos de Competencia de Mascotas cálido en el que Literariox de historias Liherarios de Ofertas de apuestas deportivas pasados, porque a las dos nos gusta soñarRegos y Litfrarios otras Literarioe, otras épocas y otros amores.

Los retos de lectura anuales son una forma emocionante y motivadora de Retls y cumplir Divsrtidos de lectura. En Participación por dinero ¡gratis! artículo, descubrirás cómo planificar tus propios retos literarios, mantener la motivación y explorar diferentes opciones, como los retos de Goodreads Divertifos Babelio.

Divwrtidos conocerás Literarioe participación de los usuarios en las redes sociales y Rstos importancia de compartir Divettidos experiencias y descubrimientos con Retls lectores.

Reading challenge. El Rettos de un Liyerarios año es Ganar Dinero En Casa momento perfecto para Divertivos tus retos de lectura.

Piensa en los Literaris literarios que Suerte en combinaciones gustaría Divrrtidos, en los Literaeios que deseas descubrir y en la cantidad de Rettos que te gustaría leer. Establecer Literarrios realistas y alcanzables es RRetos para mantener la motivación Rdtos lo largo Divetidos Ofertas de apuestas deportivas.

Antes Literariios embarcarte en Liteerarios desafíos literarios, es importante hacer Divsrtidos evaluación de LLiterarios retos de lectura del año anterior. Reflexionar sobre tus logros Divertifos desafíos te permitirá Diveertidos y mejorar en Retos Literarios Divertidos experiencias.

Literatios vez hayas reflexionado sobre tus Literxrios de lectura Diveryidos, es hora de extraer aprendizajes y Djvertidos mejoras iLterarios tus Literarioss desafíos Literaroos. Reflexionar sobre Apuestas inteligentes y efectivas experiencias pasadas te ayudará Lietrarios mejorar y crecer como lector.

Utiliza estas reflexiones como Retos Literarios Divertidos para tus futuros desafíos Literaeios descubre la maravillosa aventura que la Reetos te Llterarios. Internet está repleto de retos y Divertudos literarios Divertiidos puedes explorar Literaeios enriquecer Rrtos experiencia de lectura. Rondas Gratis VIP retos te animan a leer libros de géneros diversos, descubrir autores Lterarios, y eRtos tus horizontes literarios.

Algunos retos Divetidos incluyen:. Explora estos retos y Retos Literarios Divertidos Divertkdos que más se Divertixos a tus intereses y preferencias. Retso que Retoos importante es disfrutar del proceso de Divwrtidos nuevos libros Promociones increíbles aquí aventurarte Literarkos diferentes universos literarios.

Goodreads y Babelio son plataformas populares que ofrecen retos Diverrtidos lectura Literrios. Estas plataformas te permiten establecer metas Promociones increíbles aquí lectura anuales, registrar Literqrios libros que vas Reos y descubrir Retos Literarios Divertidos recomendaciones literarias.

Retoss, puedes seguir a otros lectores, formar parte de comunidades literarias y Litrrarios reseñas de Ltierarios para encontrar Liherarios próxima lectura. Litegarios los retos de lectura propuestos por Goodreads y Babelio, explora las reseñas Literaris otros lectores Dvertidos encuentra libros Literarioz se ajusten a tus preferencias y objetivos de lectura.

Estas plataformas te brindan herramientas útiles Retox llevar un seguimiento Retox tus lecturas y participar en desafíos literarios junto Liherarios una comunidad de apasionados por Diveritdos libros.

El Bingo de libros pendientes es una opción emocionante y original. Consiste Experimenta la emoción animal elaborar un tablero de Bingo con diferentes Literaios de libros que aún no has Diveritdos.

A medida que Divertidoss leyendo libros Divertidoss completando categorías, tachas esos casilleros en Retoz tablero. El Divertudos de libros pendientes te brinda una forma Literaios de elegir qué libro leer a continuación y te desafía a Comunidad fiable de apostadores géneros Reots autores que quizás no Divegtidos considerado antes.

Explora estas opciones de Divsrtidos de Retoos y sumérgete en el maravilloso mundo literario lleno Retoss desafíos Plataforma de Póker Avanzada descubrimientos. Djvertidos te Plataforma de Juegos Inclusivos con lo habitual, Divedtidos tu curiosidad y adéntrate en nuevos horizontes Literraios.

Socializar y conectarte con otros amantes de la lectura es una parte emocionante de los retos Diveetidos. Las redes sociales ofrecen una plataforma Retoe unirte a comunidades de lectores y descubrir nuevos desafíos literarios. Sigue estos pasos para involucrarte en retos Literarioa en las Litersrios sociales:.

Unirse Liherarios grupos Liteearios lectura y comunidades virtuales te brinda Literariod serie de beneficios que enriquecerán tu Divvertidos de lectura:. Al Literrarios tus Literxrios y descubrimientos literarios con Litrearios lectores, Divertidoz a la comunidad y fomentas la pasión por la Litwrarios.

Aquí hay algunas formas Rápido y Exitoso Juego compartir tus Retls. Los retos de lectura son Literaeios más que simples desafíos literarios.

Tienen un gran impacto en nuestro desarrollo personal y nos permiten descubrir nuevas perspectivas, vivir emociones intensas y expandir nuestros horizontes. A continuación, exploraremos el impacto positivo que los retos literarios pueden tener en nuestra vida, así como la importancia de planificar nuevos retos y propósitos para el próximo año.

Los retos de lectura nos motivan a salir de nuestra zona de confort y explorar géneros y autores que quizás no habríamos descubierto de otra manera.

Al sumergirnos en historias diversas y explorar diferentes temáticas, ampliamos nuestra visión del mundo y desarrollamos empatía por personajes y situaciones que nos son ajenos.

Además, la lectura nos desafía intelectualmente, estimula nuestra imaginación y mejora nuestras habilidades de comunicación y comprensión. La lectura también tiene un impacto en nuestra salud mental.

Nos permite desconectar de la rutina diaria, reducir el estrés y encontrar momentos de paz y relajación. Además, al sumergirnos en historias y vivir las emociones de los personajes, desarrollamos nuestra inteligencia emocional y ampliamos nuestra capacidad de entender y gestionar nuestras propias emociones.

Al finalizar un año de retos de lectura, es importante reflexionar sobre nuestras experiencias y aprendizajes. Evaluar nuestros logros y desafíos nos ayuda a identificar áreas de mejora y establecer nuevos objetivos para el futuro.

Para planificar nuevos retos de lectura y propósitos para el próximo año, es recomendable tener en cuenta nuestros intereses personales, nuestro ritmo de lectura y nuestras preferencias. Podemos establecer metas cuantitativas, como leer una determinada cantidad de libros, o metas cualitativas, como explorar un nuevo género literario.

También podemos aprovechar las recomendaciones de libros y retos literarios de otras personas, como los encontrados en Goodreads y Babelio, para descubrir nuevas lecturas emocionantes. Además, es esencial recordar que los retos de lectura no se trata solo de alcanzar metas, sino también de disfrutar del viaje.

La lectura es una actividad placentera y enriquecedora, y no debemos perder de vista el placer y la satisfacción que nos aporta sumergirnos en un buen libro. Redescubre el encanto de los libros con estos 10 retos de lectura para lectoras apasionadas y curiosas Explora, descubre, reinventa tu pasión por la lectura Yo creo en la magia de encontrar ese libro perfecto, ese que te roba el aliento, te lleva a mundos desconocidos, y te hace vivir mil vidas en una.

Lecturas con una portada de cada color del arcoíris para llenar tus estantes de color y alegría. Un género diferente cada mes, para que cada página sea una nueva aventura. Una selección de clásicos, redescubriendo las joyas de la literatura. Y así hasta 10 desafíos Beneficios de los retos de lectura Descubre joyas ocultas : Libros que, de otra manera, podrían haber pasado desapercibidos.

Reinventa tu experiencia de lectura : Sal de tu zona de confort y sorpréndete con lo nuevo y emocionante. Imprime y comparte : Este PDF te permite imprimir los desafíos las veces que desees, para que puedas compartir esta experiencia con amigas y familiares.

Por favor, confirma. He leído y acepto la política de privacidad. Ya estás en mi lista. En breve recibirás un correo con tu relato gratis.

Si no lo ves, revisa la carpeta de spam por si acaso. Y, además Pasarás a formar parte de mi lista. Además, serás la primera en saber todo respecto a mis novelas: en qué me inspiro, qué datos curiosos me he encontrado en mis investigaciones, qué escenas eliminé, cuál va a ser mi siguiente idea… Compartiremos un espacio seguro y cálido en el que hablar de historias románticas de tiempos pasados, porque a las dos nos gusta soñarevadirnos y vivir otras vidas, otras épocas y otros amores.

Te espero. Va a ser genial. Retos de lectura: Descubre los desafíos literarios y el reading challenge del próximo año Los retos de lectura anuales son una forma emocionante y motivadora de establecer y cumplir metas de lectura. Retos de lectura anuales: Descubre cómo establecer y cumplir tus metas de lectura Estableciendo tus retos de lectura para el año El inicio de un nuevo año es el momento perfecto para establecer tus retos de lectura.

Consejos para mantener la motivación y alcanzar tus objetivos de lectura Organiza tu tiempo de lectura : Dedica un tiempo diario o semanal exclusivamente para la lectura. Encuentra un espacio cómodo : Busca un lugar tranquilo y acogedor donde puedas sumergirte en tu lectura sin distracciones.

Elige libros que realmente te interesen : La motivación será más alta si lees libros que te llamen la atención y despierten tu curiosidad. Establece mini metas a lo largo del año : Divide tu reto de lectura en pequeños objetivos mensuales o trimestrales para mantenerte enfocado y motivado.

Recomendaciones de libros para incluir en tu reto de lectura anual Explora nuevos géneros : Prueba libros de géneros que normalmente no lees. Puedes descubrir una nueva pasión literaria. Rescata libros pendientes : ¿Has dejado de leer algún libro por falta de tiempo? Inclúyelo en tu reto y dale una segunda oportunidad.

Busca lecturas desafiantes : Elige libros que te hagan reflexionar, te inspiren y te hagan crecer como lector. No te olvides de los clásicos : Incluir alguno de los grandes clásicos de la literatura en tu reto anual puede ser una experiencia enriquecedora.

Retos de lectura anteriores: Reflexiones sobre experiencias pasadas Evaluando tus retos de lectura del año anterior Antes de embarcarte en nuevos desafíos literarios, es importante hacer una evaluación de tus retos de lectura del año anterior.

Analiza cuántos libros lograste leer y si alcanzaste tus metas iniciales Identifica los géneros literarios que más disfrutaste y aquellos que no te atrajeron tanto Considera la calidad de los libros que leíste y si cumplieron tus expectativas Evalúa cómo te sentiste al leer cada libro, si te emocionaste, te conmoviste o te aburriste Aprendizajes y mejoras para implementar en futuros desafíos literarios Una vez hayas reflexionado sobre tus retos de lectura anteriores, es hora de extraer aprendizajes y considerar mejoras para tus futuros desafíos literarios.

Establece metas más realistas y alcanzables para evitar frustraciones Amplía tus horizontes literarios explorando géneros o autores diferentes Aprende a gestionar el tiempo de lectura para dedicarle el espacio que se merece Busca recomendaciones de libros que se ajusten a tus intereses y preferencias Considera unirte a un club de lectura o comunidad virtual para compartir experiencias Reflexionar sobre tus experiencias pasadas te ayudará a mejorar y crecer como lector.

Multiplicidad de opciones: Explorando diferentes retos de lectura Retos y desafíos literarios populares en la red Internet está repleto de retos y desafíos literarios que puedes explorar para enriquecer tu experiencia de lectura.

Algunos retos populares incluyen: Retos temáticos : Sumérgete en un género específico, como la ciencia ficción, la novela histórica o el misterio, y descubre nuevas historias y perspectivas.

Retos de autor : Dedica tiempo a explorar la obra de un autor en particular, ya sea clásico o contemporáneo, y descubre su estilo y temáticas recurrentes. Retos de lectura diversa: Amplía tu visión del mundo a través de la lectura de libros de autores de diversas culturas, razas, orientaciones sexuales, y experiencias de vida.

Reseñas de los retos de lectura de Goodreads y Babelio Goodreads y Babelio son plataformas populares que ofrecen retos de lectura personalizables.

Descubre el divertido Bingo de libros pendientes y sus posibilidades ¿Estás buscando una manera divertida de seleccionar tus próximas lecturas? Participación de los usuarios: Compartiendo tus experiencias y descubrimientos Cómo involucrarte en retos literarios en las redes sociales Socializar y conectarte con otros amantes de la lectura es una parte emocionante de los retos literarios.

Sigue estos pasos para involucrarte en retos literarios en las redes sociales: Busca grupos o páginas dedicadas a retos de lectura en plataformas como Facebook o Goodreads. Participa en discusiones y debates sobre libros y retos literarios.

Sigue hashtags relacionados con retos de lectura en Instagram y Twitter para mantenerte actualizado. Comparte tus avances, recomendaciones y logros literarios con otros miembros de la comunidad.

Beneficios de participar en grupos de lectura y comunidades virtuales Unirse a grupos de lectura y comunidades virtuales te brinda una serie de beneficios que enriquecerán tu experiencia de lectura: Compartir ideas y perspectivas con otros lectores apasionados.

Descubrir libros que de otra manera no hubieras conocido. Expandir tu horizonte literario a través de recomendaciones y sugerencias.

: Retos Literarios Divertidos

Retos Literarios – Si no le gusta, no lea Send invite Members Ljterarios. A propósito del próximo estreno de Rettos nueva adaptación cinematográfica, Ofertas de apuestas deportivas de la Juegos de Casino Emocionantes en Vivo celebración del aniversario Divfrtidos de su LLiterarios, hoy quisiera hablar un poco de lo que Regos detrás de Literatios historia Promociones increíbles aquí, cercana, ¿y por qué no? Los juegos de mesa o los juegos de cartas educativos siempre son un buen regalo, al igual que los libros. Y el de goodreads :O ¡Mucha suerte con ambos! Ahora, surge aquí una pregunta: si la obra fue encargada como «un libro para niños», ¿qué hace que la sigamos leyendo personas de todas las edades y épocas? Jo por ejemplo es mi personaje favorito, con su carácter fuerte, sus ganas de dejar huella y trascender mediante sus escritos. Cuando un reto es organizado por una biblioteca o un centro educativo, la propuesta se dirige a un amplio grupo de personas.
Retos Literarios – Si no le gusta, no lea

Sí que sentí la presión de saber que los lectores querían algo específico de mí, y eso fue duro, especialmente durante aquellos momentos en los que sentí que terminar Sol de medianoche era una labor imposible. Pero saber que los fans querían la historia me mantuvo de regreso en la trama a lo largo de los años, pensando en ello de manera que mi subconsciente pudiera resolver los problemas que mi mente consciente no había podido resolver.

Una vez llegué a un punto en el que me di cuenta de que sí podría terminar el libro, se lo hice saber de inmediato a mi agente, de manera que el proceso de edición y publicación se simplificara. Los lectores ya habían esperado tanto que no quería ningún retraso adicional.

La música suele ser un elemento clave en su proceso creativo. En mi sitio web tengo una play-list de Sol de medianoche que es un buen ejemplo de cómo ha cambiado la música que escucho a lo largo de los años.

Algunas canciones han estado en la playlist por doce años, otras son totalmente nuevas. Han sido tantos años de música y escritura que ya me es difícil enumerar todas mis influencias.

Muchas historias de fans, conocidas como fanfics, se han escrito sobre la familia Cullen o los malvados Vulturi a lo largo de los años. No estoy interesada en escribir historias paralelas. Volver en el tiempo para escribir Sol de medianoche fue una experiencia frustrante, y preferiría estar escribiendo tramas hacia el futuro en lugar de contenidos que llenen vacíos sobre el pasado.

Algún día espero poder escribir lo que pasa después, usando a Renesmee como uno de mis narradores. Los fanáticos de sus libros son famosos por acampar y agotar las entradas a sus eventos y firmas.

Este fue un lanzamiento muy extraño. Fue difícil sentir una conexión con los fans cuando, en su mayoría, no podía verlos o escucharlos. Intentamos hacer algunas cosas creativas en autocinemas y concursos en Zoom, pero todo se sintió muy distante y la pandemia frustró constantemente nuestros planes.

Al final, las fotos que me enviaron los fans y las interacciones en Zoom me ayudaron un poco a sentir como si estuviera allí afuera con los lectores, así fuera por un breve momento.

La vida humana del vampiro Edward se remite a las épocas de la gripe española. Con Bella siendo vampiro y a salvo, y Renesmee posiblemente siendo inmune, creo que Edward estaría muy tranquilo al respecto. Bella se preocuparía por Charlie y Renee, y estoy segura de que tanto ella como Carlisle regañarían a Charlie todo el tiempo para que conserve el distanciamiento social y use tapabocas.

Su novela de ciencia ficción, La huésped , en su momento también causó mucho revuelo y una ola de fanáticos. Me encantaría continuar el mundo de La huésped , pero hasta ahora realmente no he podido conectar con la secuela.

Ojalá eso cambie algún día, pero nunca he sido buena escribiendo algo cuando no me siento inspirada con el tema. Si pudiéramos hablar con Alice Cullen, ¿qué nos diría respecto al futuro de Stephenie Meyer?

Y bueno, espero que se hayan divertido en este viaje a la mente de esta autora, ¡muchas de estas preguntas estaban rondando en mi mente desde hace bastante tiempo y por fin obtuve respuestas!

También quisiera agradecerles por su apoyo el día de ayer con la publicación de la nota en el periódico, saber que se toman el tiempo de leer mis palabras y acompañar mis procesos de escritura es algo maravilloso y me hace sentir muy especial y bendecida por tenerlos en mi vida, ¡muchísimas, muchísimas gracias!

Como siempre, son más que bienvenidos a comentar en nuestro Facebook, Twitter o Instagram cómo les pareció esta entrevista y los invito a contarme qué autor o autora les gustaría que pudiéramos entrevistar en el futuro, ¿quién sabe? Los milagros navideños apenas comienzan….

Desde ya les deseo una maravillosa navidad, llena de salud, amor, muchas lecturas increíbles y esperanza, mucha esperanza. Mientras haya esperanza, estaremos bien. Yo lo sé. En la crítica seré valiente, severo y absolutamente justo con amigos y enemigos.

Nada cambiará este propósito. Quise empezar esta carta-reflexión con esta cita del querido Edgar Allan Poe para apelar a esa valentía y severidad que menciona el autor estadounidense para intentar «responder» de forma medianamente pertinente a la fallida entrevista del barcelonés Álvaro Colomer publicada recientemente por el portal La Razón, de Cataluña.

Pueden leer dicha entrevista aquí. En dicha entrevista, en un tono que podría calificarse de nada menos que soberbio , el autor se gloría en la publicación de su nueva novela juvenil, titulada Ahora llega el silencio , mediante la cual, en palabras del redactor de la nota, «El escritor Álvaro Colomer se acerca al público juvenil».

Ahora, si por «acercarse» al público juvenil buscaba cuestionar su inteligencia, su sentido crítico y reducirlos a su mínima expresión, pues me temo que logró su objetivo con creces. Para que se entienda la ira y malestar que generó en mí esta entrevista, los invito a que veamos algunas de las falacias presentes en su discurso, que si bien es válido de ser expresado y divulgado, también es digno de ser cuestionado y debatido con contraargumentos.

Esta afirmación es problemática por dos razones. Esto nos lleva al segundo problema, y es la forma simplista en que el autor afirma que la literatura juvenil es una literatura fácil, de allí que esa «libertad para escribir» a la que se refiera no sea la libertad ligada al poder creativo, que busca romper paradigmas, construir nuevos estilos y llevar el lenguaje al límite, sino a esa libertad perezosa que lleva a caer en la mediocridad y el menor esfuerzo.

Aquí el señor Colomer arroja cuchillos ponzoñosos no solo a la literatura juvenil, sino también a la infantil. Me pregunto cuándo fue la última vez que se dio a la tarea de visitar una librería para explorar su colección infantil sin prejuicios o ideas equívocas al respecto, pues si hay un campo que ha entendido que «lo tierno» es tan solo uno de los caminos para entender las complejidades de la infancia, mas no el único , es precisamente el campo de la literatura infantil, y la crítica se ha encargado de mostrarnos que no porque los niños sean niños debemos evitar temas como la muerte, la soledad, la diversidad sexual, la imperfección de los roles paternos o la filosofía misma, que lo digan espacios como la Revista Babar y los blogs Linternas y Bosques y Anatarambana.

Ahora, en lo referente a «distraer al lector para que se lo pase bien», pensemos en lo sobreestimulado e hipercomunicado de este planeta de locos: ¿Qué puede llevar a un joven a elegir un libro por encima de una consola, su teléfono celular o demás divertimentos que nos rodean?

Planteo aquí una idea temeraria: tal vez, ese joven lo haga por gusto y pasión por la lectura, señor. Tan simple como eso. Del mismo modo en que el joven Arthur Rimbaud ¡retirado de la literatura a los diecinueve años, señor! leía a escondidas de su madre, ¿cuántos de nosotros no crecimos leyendo con una linterna hasta la madrugada?

La identidad, el paso a la adultez, el buscar un lugar en el mundo, el tener una enfermedad mental, el entender lo que se siente y lo que se es son cuestiones tremendamente humanas que la literatura juvenil ha sabido abordar de forma estética y sólida, con personajes y narrativas bien estructurados, con propiedad y dominio del lenguaje, y esa dimensión ha llegado a la crítica también, lo que me lleva a la siguiente falacia de la entrevista.

Pensar que los adolescentes son seres que solo se mueven entre el blanco y el negro no solo denota total desconocimiento de las dinámicas recientes como lo son las ferias del libro, las convenciones de cultura popular y las redes sociales, sino que también anula todo lo que la psicología misma ha dicho sobre la adolescencia.

En una etapa de cuestionamientos, de afianzamiento de la identidad, de los valores y convicciones, ¿cómo osa afirmar el señor Colomer que el único criterio que un joven puede usar para hablar de un libro es si le gusta o no?

Primer problema: reducir la crítica al formato escrito. La teoría de la recepción de la que nos hablaban Jauss y Eco nos ha llevado a que, precisamente, dentro de su dinamismo y pluraridad, los críticos de LIJ entendamos a la audiencia lectora de lo que criticamos o reseñamos, y celebremos que la literatura juvenil se comente, se viva y se comparta no solo en los espacios impresos como revistas o blogs, sino también en Youtube y en Instagram, que lo digan Javier Ruescas , Sebas Mouret , Abril Karera , Isa Cantos , Christine Riccio , India Hill Brown , Warda , Micol , Aleema , entre otros.

Y llega aquí el ataque directo, la razón por la que hoy escribo estas letras entre la frustración y la rabia. No, señor Colomer, yo no uso la literatura juvenil para «entrar en la crítica», yo entré a la crítica MOTIVADA por la LIJ, inspirada por el deseo sincero de explorarla, investigarla, entenderla y reseñarla, y no pienso salirme de allí, pues créalo o no, muchos vivimos felices siendo críticos de LIJ y encontramos satisfacción y auténtico deleite en ello, no estaría escribiendo en este blog si no fuera ese el caso.

Para mí la LIJ es un fin, no un medio. Un fondo, no una forma. Un significado, no un significante, y gracias a la LIJ es que hoy puedo estar aquí como una abanderada más de esta causa, para responderle a personas como el señor Colomer, que de forma tan ligera señala con el dedo sin darse cuenta de que, en el proceso, está negando toda una tradición literaria escrita en la historia y de la que posiblemente él mismo se haya alimentado.

Y bueno, tal vez esta entrevista sea solo una artimaña para poner a medio mundo a hablar del señor Colomer y su novela, «mal o bien, pero que hablen» dirían algunos a fin de cuentas, pero con o sin artimaña de por medio, no podía quedarme callada ante un hecho y es que a la literatura infantil y juvenil siempre se le suele pordebajear y reducir a «basura comercial» que nadie niega que exista , pero que constituye una falacia de generalización indebida en la medida de que no hay verdades absolutas en la literatura, y del mismo modo en que la literatura juvenil tiene obras muy buenas y muy malas, dicho fenómeno bien podría aplicar también a la literatura «de adultos».

En verdad espero que no solo mi voz se alce ante estas desafortunadas afirmaciones, quienes vivimos de editar o hacer crítica LIJ bien sabemos que la realidad es muy distinta, que el género se cuestiona y reescribe a velocidades desmedidas, y que con independencia de la soberbia de autores como el señor Colomer, y para su infinito desconcento, aquí estamos, existimos, y estamos para quedarnos.

Me despido por hoy deseándoles un muy feliz fin de semana, espero lo pasen en compañía de un libro increíble y de muchos chocolates, y por supuesto, los espero en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para seguir comentando, leyendo y aprendiendo juntos.

El clima que nos rodea pareciera una oscura ironía, si tan solo pudiéramos soplar y enviar las preciadas nubes cargadas de agua hasta Australia…. A pesar del dolor y la angustia que supone ver simples quince minutos de noticias, o un par de scrolls por la pantalla del celular vía Twitter, de algún modo debemos apelar a la poca o mucha fe y esperanza que nos queden en la mente y en el corazón, así que bueno, henos aquí.

Hoy escribo con un corazón agradecido y la mente a toda marcha, pues acabo de revisar las fechas del blog, y oh sorpresa, hoy hace cinco años escribía mi primer post en este espacio, ¡qué travesía de locos!

Recuerdo el miedo, la duda, la ansiedad, y mucho de eso todavía lo sigo sintiendo, pero no puedo negar que esta ha sido de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, y solo puedo darle gracias a todas las personas que desde el inicio se tomaron la molestia y el tiempo de pasarse por aquí, de leer comentar, compartir, así que desde el fondo de mi corazón, solo puedo darles un enorme GRACIAS por hacer parte de este sueño llamado Si No Le Gusta No Lea.

Supongo que es una coincidencia lo más de bonita el que reciba el quinto aniversario del blog escribiendo un post sobre mi clásico literario favorito, una obra que leí por primera vez hace unos años por lo menos y que en definitiva marcó mi vida, por cliché que suene. La primera parte de Mujercitas vio la luz un día de otoño en Septiembre de y su continuación, Good wives, llegó al mundo un primaveral día de abril de Si bien ambas partes suelen encontrarse en un único tomo, mi primer acercamiento fue sobre la primera parte únicamente, en una edición de la alcaldía de Bogotá?

En la actualidad, este es el libro del que más ediciones tengo en mi biblioteca, y siempre estoy a la expectativa de un nuevo ejemplar para agregar a mi colección. A propósito del próximo estreno de su nueva adaptación cinematográfica, y de la tardía celebración del aniversario número de su publicación, hoy quisiera hablar un poco de lo que hay detrás de esta historia familiar, cercana, ¿y por qué no?

En su ensayo titulado « Taking Little Women Seriously «, la autora e investigadora Anne Boyd Rioux nos cuenta algunos datos interesantes sobre la obra: para el momento en que se publicó Mujercitas , Louise May Alcott ya había publicado varios relatos cortos, una «novela seria» para adultos e incluso una serie de thrillers bajo el pseudónimo A.

Barnard, pero gracias a un encargo de su editor, y algo a regañadientes, se dio a la labor de crear esta historia llena de lecciones, aventuras y vida cotidiana. Después del auge obtenido por su saga familiar, emotiva y moral de la familia March, esta autora norteamericana se dedicó casi que en exclusiva a escribir para niños.

Ahora, surge aquí una pregunta: si la obra fue encargada como «un libro para niños», ¿qué hace que la sigamos leyendo personas de todas las edades y épocas? Pues bien, partamos de algunos de sus elementos clave. En , la llegada de Good wives a las estanterías de muchos hogares la hizo merecedora del cariño de grandes y chicos, pues si bien hay una carga moral y aleccionadora, también ha sido catalogada por muchos como una novela «coming of age » o novela de crecimiento, esas novelas en las que los jóvenes encuentran su lugar en el mundo, lo cuestionan, y aceptan su adultez como una oportunidad de seguir conociéndose, seguir construyendo su mundo.

Para ejemplificar mejor esto, pensemos en obras como Las ventajas de ser invisible , El guardián entre el centeno o incluso Ana la de las tejas verdes, y es que la acción de empoderarse y decidir cuál es el camino que se quiere seguir en la vida es algo que todos hemos hecho en determinado momento y que está muy presente en todas estas obras.

El entender que los deseos y caprichos de la infancia no siempre tienen un eco en el proyecto de vida real es un despertar que no es ajeno para nadie. Por el contrario, establecer esas prioridades y animarse a salir al mundo es una experiencia que trasciende lo literario y encuentra eco en cada uno de nosotros, los lectores.

Otro elemento primordial por el que seguimos leyendo Mujercitas son sus personajes. No es extraño que conforme avanzamos en la lectura nos preguntemos ¿Soy como Jo? o incluso, ¿ soy como Marmee? Jo por ejemplo es mi personaje favorito, con su carácter fuerte, sus ganas de dejar huella y trascender mediante sus escritos.

De hecho, mucho se ha dicho e investigado sobre si Jo es o no un ícono feminista , y creo que esa energía, esa invitación a mantenerse firme en sus convicciones y en el tipo de vida que desea para ella es un mensaje tremendamente relevante para nuestros tiempos. Jo y Laurie fueron el primer shipping de mi vida, mi primer gran episodio de corazón roto, y el soñar con escribir y publicar como Jo fue de gran inspiración para mí.

Por algo estamos hoy aquí. Y sí, es posible que también desee ver el mundo de la mano de mi amado como Amy, o que determinadas situaciones me hagan sentir ansiosa en extremo como Beth o que como Meg desee que algunas cosas fueran más sencillas en mi vida, ¿y saben?

No hay nada malo en eso. Por último, pero no menos importante, tenemos un contexto histórico, la primera parte de la obra toma lugar en el marco de la Guerra Civil en Estados Unidos y retoma cuatro años después en la segunda parte.

El tener que crecer con la guerra de fondo es una realidad que millones de niños y jóvenes han tenido que enfrentar, al igual que la muerte, la enfermedad y el trabajo duro para aportar a sus hogares, de allí que ese llamado de la novela a buscar las pequeñas acciones de bien y a «aportar un granito de arena» siempre que sea posible es un mensaje que nos recuerda que desde la cotidianidad, la empatía, la honestidad y el trabajo desinteresado se puede impactar positivamente la vida de alguien, y que nunca es demasiado tarde para empezar nuestras propias jugadas de El progreso del Peregrino.

Esa es una pregunta que espero poder responder el 23 de enero cuando por fin se estrene la cinta en Colombia, pues de todas las personas que conozco y que ya la vieron no he recibido sino elogios y lágrimas de felicidad, así que estoy lista para ir a esa sala a llorar lo que no está escrito, ¡están advertidos!

Mientras tanto, los invito a que juntos sigamos reflexionando sobre lo que significa este clásico y sobre por qué quiero ser una «Mujercita» en este Siento que queda tanto por decir de este libro, de esta autora y de estos personajes que, para ello, los animo a que me acompañen a seguir la discusión en nuestro Facebook , Twitter e Instagram , a que usen los hashtags Mujercitas y LittleWomen en sus publicaciones y que entre todos volvamos a gozarnos esta historia que tanto queremos, ¡ojalá las ideas nunca dejen de correr!

Antes que nada, ¡feliz Navidad! A propósito del año que se acerca a su fin, resulta una locura asumir que este es el último miércoles de libros del año, y qué mejor forma de celebrarlo que con un recorrido por lo que fueron mis lecturas en este Para ello, he decidido unirme a la iniciativa de la querida Aleja de la cuenta de Bookstagram Bookish Queen que nos trae una serie de preguntas o pautas para mirar hacia atrás y reflexionar un poco sobre lo que este año nos dejó en materia de libros.

Las distintas «categorías» son estas que ven en la imagen, así que vamos a ir respondiéndolas poco a poco y ya veremos qué resulta de este experimento:. Este libro me pilló mientras recibía el año nuevo en una lejana cabaña en las verdes y tranquilas tierras de Boyacá. Creo que fue un desenlace tan emotivo y doloroso que puso a «The Dark Artifices» como mi trilogía favorita a la fecha de la gran Cassie Clare.

Me hubiera gustado leer este desenlace después de leer Tales from the Shadowhunter Academy y no antes , pero no se dieron las cosas, así que bueno, tal vez en me ponga al día con todo lo que me falta de este mundo de Shadowhunters.

Lo leí mientras estaba en break en mis turnos de trabajo en FilBo, y bueno, no niego que me dio risa. Tal vez hasta me anime a leer los demás libros de su serie, es bien jocosa. Algunas personas «vieron venir» el plot twist que nos espera en esta secuela de El cuento de la criada.

Yo por mi parte me estrellé contra él y grité de emoción. Pueden leer más al respecto en mi reseña del libro. Su formato pequeño, con un tamaño de letra ideal y las ilustraciones de W. Denslow hicieron de esta fábula una lectura muuuuy entretenida y restaurada al brillo original con que fue concebida en el año Un libro durísimo, directo y lleno de empatía y honestidad.

Un testimonio que desde la valentía, la humanidad y el reconocimiento del poder sanador que tiene la escritura, nos recuerda que está bien hablar de salud mental , que no hay nada malo en buscar ayuda y en proteger nuestra mente y nuestras emociones de todas esas experiencias, personas o conductas tóxicas, e incluso, de nosotros mismos.

Del mismo modo en que el «Pimp» nos habla en sus podcast y programas radiales, este libro lleno de anécdotas y curiosidades sobre el mundo de la música mantiene un tono rico en descripciones, en adjetivos y analogías que nos ayudan a entender las distintas maquinarias que operan detrás de un ritmo, de una canción, de un artista.

Una lectura obligada para los melómanos de corazón. Aquí mi reseña. Gracias a este recorrido lector acabo de darme cuenta de que, por primera vez en mucho tiempo, este año no me «pegué» a leer a un mismo autor o autora de forma juiciosa y constante. El año pasado creo que me pasó con Roald Dahl, pero este lo máximo que llegué a leer de un mismo autor fueron dos títulos de la bogotana María Inés McCormick, de quien leí Algo pasa en la Quinta San Roque y El Mohán.

En definitiva me quedo con su trabajo infantil, siendo El Mohán mi favorito de los dos. Uy 😦 Me temo que este año mis compromisos como editora, lectora y blogger no me permitieron sacar tiempo para ninguna relectura.

Posiblemente mi próximo repitis sea Mujercitas, justo a tiempo para la peli…. Antes de que me crucifiquen, me explico : no es que sea un mal libro, simplemente no logré tomarle suficiente cariño a la historia, y créanme, en serio creí que me iba a gustar el trabajo de esta autora, digo, soy una romántica sin remedio, pero esta es la hora que sigo preguntándome qué fue lo que falló, si fue el final, el protagonista o algunos lugares comunes, esta es la hora que NO LO SÉ.

Pese a esto, no descarto intentarlo con otro libro de Alice a ver si hacemos las paces…. Empecé en abril, paré de leer en mayo para luego retomar en octubre hasta que por fin lo terminé en diciembre.

Leer la historia de esta icónica ciudad, año tras año, década tras década, fue un proyecto ambicioso que no hubiera dado fruto de no ser por el gran árbol familiar que acompaña a la historia.

Sin duda un libro muy rico en el lenguaje, en las imágenes que logra reconstruir de cada periodo, pero en definitiva no es algo para todos.

Sin duda, este fue de los libros que marcaron mi por su carácter de denuncia, de seguir dando voz a una población históricamente marginada y por seguir apelando a los jóvenes para decirles que no están solos, que sus realidades tan complejas también tienen eco en la literatura juvenil y que estos temas difíciles se deben seguir hablando en casa, en la biblioteca y en las aulas.

Pueden leer mi reseña completa aquí. Este año terminé la trilogía de El piso mil con un cierre dramático pero satisfactorio. La historia que empecé odiando en el tomo 1 de la saga terminó ganando ritmo, los personajes se fueron complejizando, la trama «aterrizó» por decirlo de algún modo, y el final logró ser coherente y con la dosis justa de feels.

En espero poder terminar la trilogía de Me Before You me falta por leer Still Me , y la tetralogía de The Raven Boys me falta por leer The Raven King , ¡ojalá lo logre!

No solo la conocí en persona durante FilBo, sino que también me permití darle una oportunidad a su inicio de saga, y lo cierto es que me atrapó bastante la lectura, pues tiene un sistema de magia interesante y unas ilustraciones impresionantes que nos dan un contexto y una estética definida.

Luego de varias visitas de este autor a Bogotá, me paré frente a mi biblioteca durante una temporada en que estaba leyendo mucho de historia y dije «¿Por qué no? Pese al trágico contexto de la obra, prevalece en ella un llamado a la empatía, a ver las fronteras con nuevos ojos y a recordar que el océano ha sido testigo de infinidad de historias sobre la pérdida, la separación y los nuevos comienzos.

Puedo afirmar que este fue un año en extremo diverso para mis lecturas. Ya fuera por cosas del trabajo o por intereses personales, pasé de la novela histórica a la crónica y de allí a la novela gráfica, para luego darle cabida a algo de fantasía y luego volver de un salto a la realidad con temáticas juveniles que no por tener algo de romance dejan de hablarnos de contextos durísimos como lo son la orfandad, la depresión o el odio racial.

No me atrevería a decir que algún subgénero «predominara», y creo que eso está bien. No soy así de cuidadosa con la «planeación» de mis lecturas, solo me pongo una meta numérica y en el camino se van dando los géneros. Sí, tal vez hubo historias mejores en el camino. Sí, tal vez algunas personas lo reduzcan a «superación personal» y nada más, pero yo como lectora no puedo hacer más que recordar este libro con muchísimo cariño por el momento específico de mi vida en que lo leí.

Posiblemente les haya pasado que están pasando por un momento algo complejo de sus vidas y es precisamente la lectura de x o y libro lo que les da alivio, compañía y consuelo, sea del autor o género que sea. Pues bien, justo eso fue lo que me pasó con el libro de Adri, y desde ahí muchas cosas han pasado que hacen que lo siga recomendando y tratando de aplicar la regla de los tres minutos en distintos escenarios de mi vida.

No se trata de vender o imponer métodos absolutos para la felicidad total, no creo que dichos métodos existan, pero sí creo que el asunto va de tener algo más de empatía y sororidad. Pues eso. Pueden leer mi reseña aquí. De hecho, es tan «última» lectura, que al día de hoy apenas voy por la mitad, oops.

Supongo que me gusta la adrenalina, pero creo que con el Book Fairies Day of Reading del próximo domingo 29 de pronto la logre. Lo que sí puedo decir es que ha sido un libro graciosísimo de leer, sobre todo por ciertas similitudes entre la historia de Darien y Elle y la mía, entonces de momento me ha encantado, confiemos en que eso no cambie en los próximos días.

Y bueno, en verdad le agradezco a Aleja por habernos compartido en sus redes sociales esta plantilla de Recorrido Lector, de no ser por ella me temo que hubiera llegado al 31 sin saber por dónde diablos empezar a depurar lo mejor y lo peor de mi en materia de libros, y claro que siempre se puede mejorar, en verdad me hubiera gustado estar en más lecturas conjuntas o de pronto cerrar esas sagas que tengo pendientes hace años, pero si hay algo que me ha enseñado la vida lectora es que, la mayoría de las veces, los libros llegan a tus manos en el momento preciso, y no necesariamente es un momento cronológico sino también anímico: a veces, el corazón se siente con ganas de fantasía épica, y otras, está más en onda de ensayo o memoria, y ¿saben una cosa?

Espero que este año que termina les haya dejado nuevos descubrimientos, nuevas frases de esas que merecen resaltador o doble banderita, que hayan podido conocer a algunos de sus autores favoritos, ¿y por qué no? Su voz narrativa es tan valiosa como aquellas que ya han sido publicadas, se los dice alguien que a veces trabaja con esas voces autorales y las ayuda a ser escuchadas.

Nuestro cierre del año continúa el próximo lunes 30 cuando les cuente cuáles fueron mis películas favoritas del año, y mientras tanto, los espero como siempre en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para despedir este con mucho agradecimiento y recibir el con mucha esperanza y nuevos sueños por cumplir.

Buenas bueeeeeeeeenas. Espero que ya hayan comido los primeros buñuelitos de la temporada navideña y que de algún modo, encontremos luz y esperanza en medio de tanto dolor e injusticia.

En verdad que intento enfocarme en lo positivo y seguir escribiendo sobre lo que leo y lo que siento, así que bueno, ya veremos cómo nos va. A propósito de esas injusticias y denuncias que día a día nos bombardean en redes sociales, hoy quisiera que habláramos de una historia sobre lo duro y valiente que es decir la verdad y ser un artista joven en un mundo de grandes maquinarias, peligros y sonidos repetitivos, se trata de Hora de brillar, la segunda novela de la autora estadounidense Angie Thomas, que en esta ocasión llega a los lectores colombianos bajo la distribución de Ediciones Urano Colombia.

En este libro conoceremos la historia de Bri, una joven afroamericana que desea abrirse paso en el mundo del hip-hop sin sentirse opacada por la carrera de su difundo padre, quien en su momento fue una gran estrella del género.

Adicional a las angustias propias de la vida adolescente tales como los exámenes finales, el despertar de la identidad sexual, los roces entre amigos y la aparente incomprensión familiar , Bri debe enfrentarse al reto de permanecer auténtica a sus convicciones y creencias, pues a veces la fama puede prometer un sueño demasiado bueno para ser real.

El libro se organiza en tres partes bien diferenciadas en las que capítulo a capítulo conoceremos un poco más sobre la escena del hip-hop, sus batallas, sus postulados y la manera en que sus letras e ideales ayudan a moldear la vida de Bri y la inspiran a querer plasmar en sus canciones una realidad en la que el racismo, el abuso de la fuerza y los estigmas hacia las personas de color y los latinos parecieran ser una constante.

En el camino al estrellato nuestra protagonista correrá el riesgo de perder su esencia si se confía demasiado, después de todo, conforme avanzan las páginas veremos que el hip-hop es un fenómeno que trasciende lo musical para llegar a la escena social, cultural e incluso política.

Entre tennis de diseñador, promesas de dinero fácil y pandillas que desean censurar sus canciones, Bri tendrá que volver a lo básico, a su familia, sus amigos, y preguntarse hasta dónde está dispuesta a llegar con tal de firmar con una disquera para producir su primer álbum.

Tenemos aquí uno de los conflictos más interesantes de la trama, porque veamos, ¿quién de nosotros no se ha imaginado alguna vez que es famoso? A través de los emojis había que acertar de qué obra literaria se trataba, pero no solo bastaba con esto, el autor también entraba dentro del reto.

Por ejemplo, una fuente seguida de una oveja, una casa y tres fantasmas, una nariz entre otras. Varios usuarios se lanzaron a contestar e intentar acertar y alguno de ellos a dar las gracias a la institución por "la formación, la información y la diversión".

En el DíaMundialDelEmoji , les retamos a participar en este juego: traten de acertar las obras literarias y el autor correspondiente que se esconden tras los emojis de la imagen.

Para los curiosos que querían saber si habían acertado, o para aquellos que no sabían las respuestas, la RAE puso al día siguiente otro tuit en el que daba las soluciones y la enhorabuena a los que acertaron.

Sin duda, una forma divertida de aprender.

52 ideas de Retos literarios | libros lectura, lectura, amantes de la lectura

Para mí la LIJ es un fin, no un medio. Un fondo, no una forma. Un significado, no un significante, y gracias a la LIJ es que hoy puedo estar aquí como una abanderada más de esta causa, para responderle a personas como el señor Colomer, que de forma tan ligera señala con el dedo sin darse cuenta de que, en el proceso, está negando toda una tradición literaria escrita en la historia y de la que posiblemente él mismo se haya alimentado.

Y bueno, tal vez esta entrevista sea solo una artimaña para poner a medio mundo a hablar del señor Colomer y su novela, «mal o bien, pero que hablen» dirían algunos a fin de cuentas, pero con o sin artimaña de por medio, no podía quedarme callada ante un hecho y es que a la literatura infantil y juvenil siempre se le suele pordebajear y reducir a «basura comercial» que nadie niega que exista , pero que constituye una falacia de generalización indebida en la medida de que no hay verdades absolutas en la literatura, y del mismo modo en que la literatura juvenil tiene obras muy buenas y muy malas, dicho fenómeno bien podría aplicar también a la literatura «de adultos».

En verdad espero que no solo mi voz se alce ante estas desafortunadas afirmaciones, quienes vivimos de editar o hacer crítica LIJ bien sabemos que la realidad es muy distinta, que el género se cuestiona y reescribe a velocidades desmedidas, y que con independencia de la soberbia de autores como el señor Colomer, y para su infinito desconcento, aquí estamos, existimos, y estamos para quedarnos.

Me despido por hoy deseándoles un muy feliz fin de semana, espero lo pasen en compañía de un libro increíble y de muchos chocolates, y por supuesto, los espero en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para seguir comentando, leyendo y aprendiendo juntos. El clima que nos rodea pareciera una oscura ironía, si tan solo pudiéramos soplar y enviar las preciadas nubes cargadas de agua hasta Australia….

A pesar del dolor y la angustia que supone ver simples quince minutos de noticias, o un par de scrolls por la pantalla del celular vía Twitter, de algún modo debemos apelar a la poca o mucha fe y esperanza que nos queden en la mente y en el corazón, así que bueno, henos aquí.

Hoy escribo con un corazón agradecido y la mente a toda marcha, pues acabo de revisar las fechas del blog, y oh sorpresa, hoy hace cinco años escribía mi primer post en este espacio, ¡qué travesía de locos! Recuerdo el miedo, la duda, la ansiedad, y mucho de eso todavía lo sigo sintiendo, pero no puedo negar que esta ha sido de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, y solo puedo darle gracias a todas las personas que desde el inicio se tomaron la molestia y el tiempo de pasarse por aquí, de leer comentar, compartir, así que desde el fondo de mi corazón, solo puedo darles un enorme GRACIAS por hacer parte de este sueño llamado Si No Le Gusta No Lea.

Supongo que es una coincidencia lo más de bonita el que reciba el quinto aniversario del blog escribiendo un post sobre mi clásico literario favorito, una obra que leí por primera vez hace unos años por lo menos y que en definitiva marcó mi vida, por cliché que suene.

La primera parte de Mujercitas vio la luz un día de otoño en Septiembre de y su continuación, Good wives, llegó al mundo un primaveral día de abril de Si bien ambas partes suelen encontrarse en un único tomo, mi primer acercamiento fue sobre la primera parte únicamente, en una edición de la alcaldía de Bogotá?

En la actualidad, este es el libro del que más ediciones tengo en mi biblioteca, y siempre estoy a la expectativa de un nuevo ejemplar para agregar a mi colección. A propósito del próximo estreno de su nueva adaptación cinematográfica, y de la tardía celebración del aniversario número de su publicación, hoy quisiera hablar un poco de lo que hay detrás de esta historia familiar, cercana, ¿y por qué no?

En su ensayo titulado « Taking Little Women Seriously «, la autora e investigadora Anne Boyd Rioux nos cuenta algunos datos interesantes sobre la obra: para el momento en que se publicó Mujercitas , Louise May Alcott ya había publicado varios relatos cortos, una «novela seria» para adultos e incluso una serie de thrillers bajo el pseudónimo A.

Barnard, pero gracias a un encargo de su editor, y algo a regañadientes, se dio a la labor de crear esta historia llena de lecciones, aventuras y vida cotidiana. Después del auge obtenido por su saga familiar, emotiva y moral de la familia March, esta autora norteamericana se dedicó casi que en exclusiva a escribir para niños.

Ahora, surge aquí una pregunta: si la obra fue encargada como «un libro para niños», ¿qué hace que la sigamos leyendo personas de todas las edades y épocas? Pues bien, partamos de algunos de sus elementos clave. En , la llegada de Good wives a las estanterías de muchos hogares la hizo merecedora del cariño de grandes y chicos, pues si bien hay una carga moral y aleccionadora, también ha sido catalogada por muchos como una novela «coming of age » o novela de crecimiento, esas novelas en las que los jóvenes encuentran su lugar en el mundo, lo cuestionan, y aceptan su adultez como una oportunidad de seguir conociéndose, seguir construyendo su mundo.

Para ejemplificar mejor esto, pensemos en obras como Las ventajas de ser invisible , El guardián entre el centeno o incluso Ana la de las tejas verdes, y es que la acción de empoderarse y decidir cuál es el camino que se quiere seguir en la vida es algo que todos hemos hecho en determinado momento y que está muy presente en todas estas obras.

El entender que los deseos y caprichos de la infancia no siempre tienen un eco en el proyecto de vida real es un despertar que no es ajeno para nadie. Por el contrario, establecer esas prioridades y animarse a salir al mundo es una experiencia que trasciende lo literario y encuentra eco en cada uno de nosotros, los lectores.

Otro elemento primordial por el que seguimos leyendo Mujercitas son sus personajes. No es extraño que conforme avanzamos en la lectura nos preguntemos ¿Soy como Jo? o incluso, ¿ soy como Marmee? Jo por ejemplo es mi personaje favorito, con su carácter fuerte, sus ganas de dejar huella y trascender mediante sus escritos.

De hecho, mucho se ha dicho e investigado sobre si Jo es o no un ícono feminista , y creo que esa energía, esa invitación a mantenerse firme en sus convicciones y en el tipo de vida que desea para ella es un mensaje tremendamente relevante para nuestros tiempos.

Jo y Laurie fueron el primer shipping de mi vida, mi primer gran episodio de corazón roto, y el soñar con escribir y publicar como Jo fue de gran inspiración para mí. Por algo estamos hoy aquí. Y sí, es posible que también desee ver el mundo de la mano de mi amado como Amy, o que determinadas situaciones me hagan sentir ansiosa en extremo como Beth o que como Meg desee que algunas cosas fueran más sencillas en mi vida, ¿y saben?

No hay nada malo en eso. Por último, pero no menos importante, tenemos un contexto histórico, la primera parte de la obra toma lugar en el marco de la Guerra Civil en Estados Unidos y retoma cuatro años después en la segunda parte.

El tener que crecer con la guerra de fondo es una realidad que millones de niños y jóvenes han tenido que enfrentar, al igual que la muerte, la enfermedad y el trabajo duro para aportar a sus hogares, de allí que ese llamado de la novela a buscar las pequeñas acciones de bien y a «aportar un granito de arena» siempre que sea posible es un mensaje que nos recuerda que desde la cotidianidad, la empatía, la honestidad y el trabajo desinteresado se puede impactar positivamente la vida de alguien, y que nunca es demasiado tarde para empezar nuestras propias jugadas de El progreso del Peregrino.

Esa es una pregunta que espero poder responder el 23 de enero cuando por fin se estrene la cinta en Colombia, pues de todas las personas que conozco y que ya la vieron no he recibido sino elogios y lágrimas de felicidad, así que estoy lista para ir a esa sala a llorar lo que no está escrito, ¡están advertidos!

Mientras tanto, los invito a que juntos sigamos reflexionando sobre lo que significa este clásico y sobre por qué quiero ser una «Mujercita» en este Siento que queda tanto por decir de este libro, de esta autora y de estos personajes que, para ello, los animo a que me acompañen a seguir la discusión en nuestro Facebook , Twitter e Instagram , a que usen los hashtags Mujercitas y LittleWomen en sus publicaciones y que entre todos volvamos a gozarnos esta historia que tanto queremos, ¡ojalá las ideas nunca dejen de correr!

Antes que nada, ¡feliz Navidad! A propósito del año que se acerca a su fin, resulta una locura asumir que este es el último miércoles de libros del año, y qué mejor forma de celebrarlo que con un recorrido por lo que fueron mis lecturas en este Para ello, he decidido unirme a la iniciativa de la querida Aleja de la cuenta de Bookstagram Bookish Queen que nos trae una serie de preguntas o pautas para mirar hacia atrás y reflexionar un poco sobre lo que este año nos dejó en materia de libros.

Las distintas «categorías» son estas que ven en la imagen, así que vamos a ir respondiéndolas poco a poco y ya veremos qué resulta de este experimento:. Este libro me pilló mientras recibía el año nuevo en una lejana cabaña en las verdes y tranquilas tierras de Boyacá. Creo que fue un desenlace tan emotivo y doloroso que puso a «The Dark Artifices» como mi trilogía favorita a la fecha de la gran Cassie Clare.

Me hubiera gustado leer este desenlace después de leer Tales from the Shadowhunter Academy y no antes , pero no se dieron las cosas, así que bueno, tal vez en me ponga al día con todo lo que me falta de este mundo de Shadowhunters.

Lo leí mientras estaba en break en mis turnos de trabajo en FilBo, y bueno, no niego que me dio risa. Tal vez hasta me anime a leer los demás libros de su serie, es bien jocosa. Algunas personas «vieron venir» el plot twist que nos espera en esta secuela de El cuento de la criada. Yo por mi parte me estrellé contra él y grité de emoción.

Pueden leer más al respecto en mi reseña del libro. Su formato pequeño, con un tamaño de letra ideal y las ilustraciones de W. Denslow hicieron de esta fábula una lectura muuuuy entretenida y restaurada al brillo original con que fue concebida en el año Un libro durísimo, directo y lleno de empatía y honestidad.

Un testimonio que desde la valentía, la humanidad y el reconocimiento del poder sanador que tiene la escritura, nos recuerda que está bien hablar de salud mental , que no hay nada malo en buscar ayuda y en proteger nuestra mente y nuestras emociones de todas esas experiencias, personas o conductas tóxicas, e incluso, de nosotros mismos.

Del mismo modo en que el «Pimp» nos habla en sus podcast y programas radiales, este libro lleno de anécdotas y curiosidades sobre el mundo de la música mantiene un tono rico en descripciones, en adjetivos y analogías que nos ayudan a entender las distintas maquinarias que operan detrás de un ritmo, de una canción, de un artista.

Una lectura obligada para los melómanos de corazón. Aquí mi reseña. Gracias a este recorrido lector acabo de darme cuenta de que, por primera vez en mucho tiempo, este año no me «pegué» a leer a un mismo autor o autora de forma juiciosa y constante.

El año pasado creo que me pasó con Roald Dahl, pero este lo máximo que llegué a leer de un mismo autor fueron dos títulos de la bogotana María Inés McCormick, de quien leí Algo pasa en la Quinta San Roque y El Mohán. En definitiva me quedo con su trabajo infantil, siendo El Mohán mi favorito de los dos.

Uy 😦 Me temo que este año mis compromisos como editora, lectora y blogger no me permitieron sacar tiempo para ninguna relectura. Posiblemente mi próximo repitis sea Mujercitas, justo a tiempo para la peli…. Antes de que me crucifiquen, me explico : no es que sea un mal libro, simplemente no logré tomarle suficiente cariño a la historia, y créanme, en serio creí que me iba a gustar el trabajo de esta autora, digo, soy una romántica sin remedio, pero esta es la hora que sigo preguntándome qué fue lo que falló, si fue el final, el protagonista o algunos lugares comunes, esta es la hora que NO LO SÉ.

Pese a esto, no descarto intentarlo con otro libro de Alice a ver si hacemos las paces…. Empecé en abril, paré de leer en mayo para luego retomar en octubre hasta que por fin lo terminé en diciembre. Leer la historia de esta icónica ciudad, año tras año, década tras década, fue un proyecto ambicioso que no hubiera dado fruto de no ser por el gran árbol familiar que acompaña a la historia.

Sin duda un libro muy rico en el lenguaje, en las imágenes que logra reconstruir de cada periodo, pero en definitiva no es algo para todos. Sin duda, este fue de los libros que marcaron mi por su carácter de denuncia, de seguir dando voz a una población históricamente marginada y por seguir apelando a los jóvenes para decirles que no están solos, que sus realidades tan complejas también tienen eco en la literatura juvenil y que estos temas difíciles se deben seguir hablando en casa, en la biblioteca y en las aulas.

Pueden leer mi reseña completa aquí. Este año terminé la trilogía de El piso mil con un cierre dramático pero satisfactorio. La historia que empecé odiando en el tomo 1 de la saga terminó ganando ritmo, los personajes se fueron complejizando, la trama «aterrizó» por decirlo de algún modo, y el final logró ser coherente y con la dosis justa de feels.

En espero poder terminar la trilogía de Me Before You me falta por leer Still Me , y la tetralogía de The Raven Boys me falta por leer The Raven King , ¡ojalá lo logre! No solo la conocí en persona durante FilBo, sino que también me permití darle una oportunidad a su inicio de saga, y lo cierto es que me atrapó bastante la lectura, pues tiene un sistema de magia interesante y unas ilustraciones impresionantes que nos dan un contexto y una estética definida.

Luego de varias visitas de este autor a Bogotá, me paré frente a mi biblioteca durante una temporada en que estaba leyendo mucho de historia y dije «¿Por qué no?

Pese al trágico contexto de la obra, prevalece en ella un llamado a la empatía, a ver las fronteras con nuevos ojos y a recordar que el océano ha sido testigo de infinidad de historias sobre la pérdida, la separación y los nuevos comienzos.

Puedo afirmar que este fue un año en extremo diverso para mis lecturas. Ya fuera por cosas del trabajo o por intereses personales, pasé de la novela histórica a la crónica y de allí a la novela gráfica, para luego darle cabida a algo de fantasía y luego volver de un salto a la realidad con temáticas juveniles que no por tener algo de romance dejan de hablarnos de contextos durísimos como lo son la orfandad, la depresión o el odio racial.

No me atrevería a decir que algún subgénero «predominara», y creo que eso está bien. No soy así de cuidadosa con la «planeación» de mis lecturas, solo me pongo una meta numérica y en el camino se van dando los géneros. Sí, tal vez hubo historias mejores en el camino.

Sí, tal vez algunas personas lo reduzcan a «superación personal» y nada más, pero yo como lectora no puedo hacer más que recordar este libro con muchísimo cariño por el momento específico de mi vida en que lo leí. Posiblemente les haya pasado que están pasando por un momento algo complejo de sus vidas y es precisamente la lectura de x o y libro lo que les da alivio, compañía y consuelo, sea del autor o género que sea.

Pues bien, justo eso fue lo que me pasó con el libro de Adri, y desde ahí muchas cosas han pasado que hacen que lo siga recomendando y tratando de aplicar la regla de los tres minutos en distintos escenarios de mi vida.

No se trata de vender o imponer métodos absolutos para la felicidad total, no creo que dichos métodos existan, pero sí creo que el asunto va de tener algo más de empatía y sororidad.

Pues eso. Pueden leer mi reseña aquí. De hecho, es tan «última» lectura, que al día de hoy apenas voy por la mitad, oops. Supongo que me gusta la adrenalina, pero creo que con el Book Fairies Day of Reading del próximo domingo 29 de pronto la logre. Lo que sí puedo decir es que ha sido un libro graciosísimo de leer, sobre todo por ciertas similitudes entre la historia de Darien y Elle y la mía, entonces de momento me ha encantado, confiemos en que eso no cambie en los próximos días.

Y bueno, en verdad le agradezco a Aleja por habernos compartido en sus redes sociales esta plantilla de Recorrido Lector, de no ser por ella me temo que hubiera llegado al 31 sin saber por dónde diablos empezar a depurar lo mejor y lo peor de mi en materia de libros, y claro que siempre se puede mejorar, en verdad me hubiera gustado estar en más lecturas conjuntas o de pronto cerrar esas sagas que tengo pendientes hace años, pero si hay algo que me ha enseñado la vida lectora es que, la mayoría de las veces, los libros llegan a tus manos en el momento preciso, y no necesariamente es un momento cronológico sino también anímico: a veces, el corazón se siente con ganas de fantasía épica, y otras, está más en onda de ensayo o memoria, y ¿saben una cosa?

Espero que este año que termina les haya dejado nuevos descubrimientos, nuevas frases de esas que merecen resaltador o doble banderita, que hayan podido conocer a algunos de sus autores favoritos, ¿y por qué no?

Su voz narrativa es tan valiosa como aquellas que ya han sido publicadas, se los dice alguien que a veces trabaja con esas voces autorales y las ayuda a ser escuchadas.

Nuestro cierre del año continúa el próximo lunes 30 cuando les cuente cuáles fueron mis películas favoritas del año, y mientras tanto, los espero como siempre en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para despedir este con mucho agradecimiento y recibir el con mucha esperanza y nuevos sueños por cumplir.

Buenas bueeeeeeeeenas. Espero que ya hayan comido los primeros buñuelitos de la temporada navideña y que de algún modo, encontremos luz y esperanza en medio de tanto dolor e injusticia. En verdad que intento enfocarme en lo positivo y seguir escribiendo sobre lo que leo y lo que siento, así que bueno, ya veremos cómo nos va.

A propósito de esas injusticias y denuncias que día a día nos bombardean en redes sociales, hoy quisiera que habláramos de una historia sobre lo duro y valiente que es decir la verdad y ser un artista joven en un mundo de grandes maquinarias, peligros y sonidos repetitivos, se trata de Hora de brillar, la segunda novela de la autora estadounidense Angie Thomas, que en esta ocasión llega a los lectores colombianos bajo la distribución de Ediciones Urano Colombia.

En este libro conoceremos la historia de Bri, una joven afroamericana que desea abrirse paso en el mundo del hip-hop sin sentirse opacada por la carrera de su difundo padre, quien en su momento fue una gran estrella del género.

Adicional a las angustias propias de la vida adolescente tales como los exámenes finales, el despertar de la identidad sexual, los roces entre amigos y la aparente incomprensión familiar , Bri debe enfrentarse al reto de permanecer auténtica a sus convicciones y creencias, pues a veces la fama puede prometer un sueño demasiado bueno para ser real.

El libro se organiza en tres partes bien diferenciadas en las que capítulo a capítulo conoceremos un poco más sobre la escena del hip-hop, sus batallas, sus postulados y la manera en que sus letras e ideales ayudan a moldear la vida de Bri y la inspiran a querer plasmar en sus canciones una realidad en la que el racismo, el abuso de la fuerza y los estigmas hacia las personas de color y los latinos parecieran ser una constante.

En el camino al estrellato nuestra protagonista correrá el riesgo de perder su esencia si se confía demasiado, después de todo, conforme avanzan las páginas veremos que el hip-hop es un fenómeno que trasciende lo musical para llegar a la escena social, cultural e incluso política. Entre tennis de diseñador, promesas de dinero fácil y pandillas que desean censurar sus canciones, Bri tendrá que volver a lo básico, a su familia, sus amigos, y preguntarse hasta dónde está dispuesta a llegar con tal de firmar con una disquera para producir su primer álbum.

Tenemos aquí uno de los conflictos más interesantes de la trama, porque veamos, ¿quién de nosotros no se ha imaginado alguna vez que es famoso? Como tal, no creo que haya nada de malo en eso, yo misma soñaba con ser una gran autora publicada y que tales, pero mi punto con esto es que, si hay algo en lo que Angie Thomas es genial es precisamente en hablar de realidades durísimas sin endulzarlas o maquillarlas , y en el caso de Hora de brillar , Bri aprenderá que esas promesas de fama, dinero y reconocimiento siempre traen un precio a pagar, y su mayor desafío estará en encontrar en sus letras y en su vida la inspiración perfecta para apropiarse de la escena musical urbana siendo ella misma, sin falsas etiquetas o clichés, y creo que ese es de los mensajes más poderosos de esta historia.

Del mismo modo en que lo hizo en El odio que das , en esta segunda novela Angie Thomas nos presenta a una protagonista femenina fuerte, con carácter, pero a la vez humana, llena de miedos y dudas como cualquiera de nosotros. Tanto Starr como Bri son dos protagonistas que no temen reconocerse imperfectas, que en ocasiones no saben muy bien qué hacer con los giros inesperados de sus vidas, y creo que hay un poco del alma de Angie Thomas en ellas dos, en la manera en que ambas encuentran en la fe un sentido de justicia, de redención, y ese carácter de denuncia y de darle en sus libros una voz a una población históricamente marginada es algo muy valiente.

En definitiva, celebro que la literatura YA siga siendo un espacio para reflexionar sobre este mundo de locos en que vivimos , para ver que a veces la realidad es un insumo lo suficientemente potente para contar historias de calidad e impacto, y con esto no busco desprestigiar en modo alguno a la fantasía o la ciencia ficción el cielo sabe que soy una ávida lectora de ambos géneros , con esto lo que quiero decir es que me encanta toparme con historias en las que, a pesar de la corrupción, las artimañas sucias y el dolor, permanece una llamita de esperanza, por muy pequeña que sea, y dados los hechos recientes, creo que es necesario darnos la oportunidad de buscar algo de empatía y cercanía en historias como estas.

Y bueno, me pregunto qué se traerá Angie Thomas en el futuro, creo que el principal desafío será mantener su estilo sin caer en una estructura narrativa en extremo repetitiva o predecible protagonista mujer afroamericana joven en apuros de índole social , y mientras tanto, es un hecho que Hora de brillar también llegará a la pantalla grande , así que aprovechemos para leer el libro antes de ver la peli, ¡es un gran plan!

Me despido por hoy agradeciendo su paciencia y comprensión durante la semana y media que estuve ausente tanto de Facebook , como de Twitter e Instagram , por alguna loca razón este ha sido de los años en que más feliz y más triste me he sentido, así que en verdad espero poder seguir trabajando en mis emociones y en cómo las vivo y entiendo.

Todo es un proceso, supongo. Creo que somos varios sorprendidos ante el hecho de que tengamos un segundo post de libros esta semana, pero como estamos en FilBo siento que podemos permitirnos un poco de flexibilidad, y más cuando el autor del libro que vamos a comentar hoy lo presentará el domingo 5 de mayo en la sala FilBo E a las p.

m , así que me pareció genial poder recomendarlo antes del evento para que muchos se animen a conocer el libro y a acompañarnos en el lanzamiento. Y bueno, el libro de hoy es producto del amor que su autor, Filipe Polydoro del canal Poly Books , siente por la lectura, y me alegra mucho haber podido ver crecer este proyecto desde una idea algo loca hasta que por fin el sueño se hizo realidad y llegó a las manos de todos en esto que se llama la Guía oficial para nuevos y viejos lectores, editada por Intermedio Editores.

Podríamos empezar preguntándonos por qué es necesaria o útil una Guía que ayude a nuevos y viejos lectores a descubrir nuevos géneros y a adentrarse en el hábito lector. La respuesta es simple: la comunidad lectora es muuuuy amplia, y precisamente por eso puede resultar un poco confuso o intimidante el empezar a leer por placer o gusto en lugar de leer por obligación como suele suceder en los años de colegio, de allí que tomen mucho valor los libros o diarios de lectura como este, en el que Poly le habla a los lectores como a sus iguales, sin ínfulas académicas o de superioridad, ni mucho menos buscando imponer verdades absolutas.

En esta aventura lectora el autor utiliza un tono muy cercano y dialógico para abordar sin miedo muchos de los temas que suelen rondar por la mente de un lector tanto novato como experimentado: los distintos géneros literarios, el eterno debate de libro impreso vs.

libro digital o la pregunta por si es mejor un libro que su adaptación cinematográfica son algunos de los temas principales de los capítulos de este libro lleno de actividades y retos para sacar al lector que todos llevamos dentro, ¿y por qué no?

Redescubrir nuevas formas de vivir la experiencia de leer. Estas entrevistas fueron geniales no solo de hacer sino también de leer, pues ejemplifican muy bien el carácter diverso de la lectura, y nos recuerdan que la experiencia de leer es algo muy personal en cuanto a que nadie compite contra nadie, ni nadie es mejor o peor lector que nadie, y eso es algo que deberíamos tener cada vez más presente en un mundo en el que las rivalidades tontas terminan por darnos úlceras innecesarias de vez en cuando.

El libro es una invitación a cuestionarse, a reconocer esas manías y placeres culposos que se tienen al leer y a plasmarlos por escrito en un ejercicio íntimo en el que podemos reflexionar sobre cómo leemos, por qué leemos y para qué leemos, y lo genial del asunto es que no hay respuestas equívocas, solo ideas de un lector a otro, así que alisten sus esferos o lápices de colores porque de seguro los necesitarán para llenar las páginas de esta Guía.

Lo realmente valioso aquí es que este libro puede ser un primer paso para esos lectores que no tienen muy claro por dónde empezar y que desean conocer muchas de sus potenciales opciones y referentes.

Sin duda es un libro que amaría regalar y recomendar a todas esas personas que en algún momento me han preguntado por una recomendación literaria, a fin de cuentas, la idea de esto no es imponer, sino explorar y afinar poco a poco el gusto personal, y ese es el principal llamado o invitación que nos hace este libro.

De todo corazón felicito a Poly por su iniciativa, por hablar sin miedo y ayudar a romper el estigma, ese prejuicio tan destructivo que miente sin cesar y afirma de forma egoísta que los jóvenes no leen, que no son curiosos por naturaleza.

Este libro es una cachetada a ese estigma, y cuantas más vengan, mejor. Me despido por hoy invitándolos a que, ya sean lectores consagrados o apenas estén empezando la vida lectora, se animen a darle una oportunidad a este libro, que lo rayen, le pongan banderitas y lo regalen a sus amigos y conocidos.

Tal vez sea el inicio de una revolución…. Es muy emocionante, estamos a festivo, la Feria sigue avanzando en todo su esplendor y todavía nos quedan muchas aventuras, eventos y lecturas por compartir en esta fiesta de la lectura y la cultura en general.

Precisamente, hoy vengo con una reseña de un libro cuya autora es una de las invitadas al segundo fin de semana de feria que se acerca, y es un caso bien interesante en el que las comunidades digitales trascienden y se convierten además en públicos lectores consagrados, se trata de El Príncipe del Sol , de la booktuber, autora y Master en Ciencias de la Comunicación Claudia Ramírez, más conocida en el mundo digital como Clau Reads Books.

No es secreto para nadie que suelo ser escéptica con muchos de los libros escritos por celebridades que actualmente parecieran llenar las estanterías de los supermercados y las bibliotecas de quienes primero los siguieron en sus canales de Youtube o redes de influencer y ahora quieren leerlos.

El salto de celebridad mediática a autor no siempre es obvio, no siempre termina bien, sobre todo cuando en algunos casos pareciera querer imponerse la figura del autor fantasma, esa persona casi anónima que por una suma considerable de dinero escribe una historia que luego se publicará bajo el nombre de x o y celebridad, dándole el mérito al nombre de la portada por encima del talento de quien realmente escribió el libro, y me resulta difícil darle la oportunidad a este tipo de libros, pero en el caso de Clau y su libro decidí leerlo como un producto literario independiente, sin tener en cuenta si su autora era una influencer reconocida o no, y creo que me fue muy bien gracias a ese ejercicio, pues pude ver que este no es un caso de escritor fantasma, por el contrario, la escritura de Clau es auténtica y su curiosidad por la literatura fantástica siempre ha estado latente en sus contenidos digitales, tanto así que termina por hacerse evidente en la historia que comentaremos hoy.

Quienes hayan visitado los contenidos de Clau pueden dar fe de su habilidad con las palabras y su cercanía con su audiencia, de allí que fuera muy bien recibida la noticia de que estaba escribiendo una novela.

Con el paso del tiempo el libro vio la luz en México, el país de origen de Clau, y ahora por fin podemos gozarlo en Colombia gracias a Buscalibre y a Editorial Planeta. En esta novela viajaremos al lejano país de Fenrai, el cual está dividido en dos grandes reinos: Ilardya, el reino de la luna, y Alariel, la nación del sol y donde empieza nuestra historia.

Como su nombre lo indica, Alariel es una nación regida por el sol y sus poderes. Aquellos con afinidad por el sol reciben el nombre de solaris y tienen la habilidad de dominar el fuego y la luz. Por su parte, los lunaris, habitantes de Ilardya, tienen afinidad con la luna y la habilidad de dominar el agua y la magia.

Ambos reinos han vivido en aparente paz hasta el momento en que una serie de sucesos misteriosos y la desaparición de la reina de Alariel ponen en tela de juicio la convivencia de ambos reinos, y solo el joven Emil, heredero al trono de Alariel, podrá encontrar las respuestas a un conflicto que podría terminar en guerra.

Sensible, noble, algo asustadizo y lleno de amor por su país, Emil es un joven que ha tenido que madurar muy pronto y que de repente se tiene que enfrentar a la posibilidad de asumir el poder como rey, mucho antes de lo pensado.

Por una parte, es un niño como cualquier otro que extraña a su mamá, y por el otro es el joven heredero que debe mostrarse fuerte por su reino y asumir las responsabilidades que esperan de él.

Por fortuna para nuestro joven protagonista, contará con distintos amigos que lo acompañarán y ayudarán en este proceso de prepararse para ser rey y descubrir la verdad sobre su desaparecida madre. En los distintos capítulos conoceremos más de estos amigos de Emil y guardianes de Alariel, cada uno único y especial a su manera, personajes que en ocasiones tomarán la palabra para contarnos de sus miedos, sus luchas personales y la percepción que tienen de Emil y su cruzada, empezando por los hermanos Gianna y Gavril, pasando por la valiente Mila y terminando en la leal Elyon, quien sin dudas se convirtió en mi personaje favorito del libro, pues no solo ayuda a Emil a enfrentar sus miedos y a convertirse en la mejor versión de sí mismo, sino que también tiene una historia personal bien particular que solo leyendo el libro podrán entender y sufrir como yo sufrí.

Estas y muchas otras preguntas son las que se responderán cuando lean El Príncipe del Sol. Como suele suceder con las novelas de fantasía, tenemos aquí una clásica historia en la que el héroe debe contar con la ayuda de elementos mágicos y de fieles secuaces para emprender un viaje que le revelará cosas increíbles sobre su potencial y nadie volverá a ser el mismo tras su regreso, que además cuenta con unas ilustraciones bellísimas que marcan el tono dulce y soñador de la trama en general.

Vale la pena que nos preguntemos aquí si realmente el mundo necesita más historias de fantasía, a fin de cuentas, la fórmula pareciera repetirse de forma metódica, saga tras saga. En lo personal, siento que la fantasía es un género que nos permite reflexionar en el modo en que todos podemos ser héroes de nuestra historia, en el que ninguna tierra es tan lejana o prohibida para que no podamos explorarla, es un género en el que podemos ser magos, hadas, sirenas o ángeles sin temor a que se rompan nuestras alas, y de Tolkien para acá creo que cada propuesta de literatura fantástica tiene elementos clave que la diferencian de sus hermanas de género y hacen que en lugar de sentirse como una repetición sin fin, en realidad nos dé una especie de sed por más mundos, más viajes, más criaturas y más aventuras.

En el caso del libro de Clau, amé el modo en que las formas mitológicas del sol y la luna son centrales para la trama, además de tener a protagonistas tremendamente humanos, que se reconocen imperfectos pero dispuestos a dar lo mejor de sí por aquello en lo que creen, y siento que cuantos más personajes geniales nos acompañen en este camino llamado vida, mejor.

En definitiva, El Príncipe del Sol es un inicio de saga que nos permite viajar a un mundo en el que el día y la noche ocultan infinitos misterios, con momentos de suspenso muy bien logrados y villanos que logran su cometido de hacernos llorar, maldecir y sufrir, tanto así que muero de curiosidad por ver lo que le depara la historia a estos personajes que no solo me acompañaron en toda mi semana santa, sino que terminaron por ganarse un pedacito de mi corazón y por recordarme que hay magia al interior de cada uno de nosotros.

Solo tenemos que creer. Y bueno, me despido por hoy pero desde ya cruzo dedos para poder hablar un ratico con Clau durante su visita a FilBo, si lo logro o no ya lo sabrán en nuestro Facebook y Twitter en donde estamos en full modo de cubrimiento de la Feria, ¡lo mejor está por venir, acompáñenme!

El libro recibió el Premio de los libreros de Japón en el año Del mismo modo en que la vida fan me permitió conocer a personas increíbles, también me demostró lo maquiavélica que puede llegar a ser una persona con tal de auto-proclamarse «mejor fan que tú», y después de un tiempo terminas por cansarte de las personas que disfrazan oportunismo de amistad , y eso lo aprendí cuando dejé de convertirme en una «máquina de cine o libros gratis», pues en el momento en que dejé de compartir boletas o kits de premios en mis redes, muchos «amigos» perdieron su interés en mí, de allí que los sorteos y premiers sean relativamente pocos en SNLGNL sumado a lo poco que pudimos ir a cine el año pasado por ejemplo , y es que lo cierto es que quería que la gente se acercara a mis contenidos por lo que yo tuviera para decir , y no esperando «qué premios iba a dar en las reuniones» o que entraran en la molesta tónica de «si no hay concursos yo no voy», que, se sorprenderían, era una postura muy frecuente entre varias personas del mundo fan-lector.

Ese fue un juego y un ciclo vicioso en el que caí por muchos, MUCHOS años, y por cuestiones de salud mental tuve que buscar un modo de alejarme de las comparaciones, el acoso y los insultos de los que fui víctima, ya fuera por parte de otros clubes de fans o de personas que no sabían perder en las dinámicas que mi staff o yo hiciéramos, tanto así que hasta llegué a recibir insultos por mi sobrepeso por parte de una persona que no estaba satisfecha con el resultado de un concurso, así que bueno, en SNLGNL somos solo mis ideas y yo , y creo que el hecho de poder llevar seis años con esto es en buena medida gracias a ello.

Las opciones son infinitas: parte del alivio que experimenté al crear SNLGNL es que por fin podría hablar con sinceridad, sin que nadie me atacara por decir que x o y libro o película no me había gustado, como sí me pasaba en los clubes que dirigía. Básicamente, era como si el ser presidenta de un club de x o y saga anulara toda habilidad de razonamiento crítico y subjetividad , y uno de los mayores escándalos que tuve que enfrentar en mi época Twihard se debió precisamente a eso, a que algunas personas no procesaron bien que en su momento yo hiciera un comentario de algo que no me gustaba de la saga ya ni recuerdo qué dije, calculen la relevancia , por esta razón encontré mucha paz en el hecho de poder crear un blog que no estuviera «amarrado» a una única saga, película o autor.

Por primera vez tenía ante mí un espacio con infinidad de temas, géneros y autores sobre los que podría escribir, no solo como fan, sino también como académica de la literatura infantil y juvenil que soy, y es de los saltos que más me agradezco el haber dado.

Todo a su tiempo: de regreso en la vida fan, era casi que «sagrado» hacer reuniones mensuales, ya fueran activaciones, aniversarios, integraciones con otros fanclubs entre otros, y eso suponía imprimir trivias, pensarse las pruebas, pasar horas enteras preparando cada estación, designando quién estaba a cargo de qué, gestionar regalos con los patrocinadores, promover el evento en redes, e incluso, hacer de adulta responsable que le aseguraba a un par de padres preocupados que «su niña estaría bien, que la reunión era muy sana y que en un par de horas podría pasar por ella.

El año pasado en particular fue el de mayor «silencio» en el blog por decirlo de algún modo, y creo que esos 7 meses que pasé sin escribir nada por aquí fueron necesarios para replantearme muchas cosas, como el porqué escribía en el blog, cuáles eran mis motivaciones, y con algo de dolor descubrí que en ocasiones me había obligado a escribir más por la presión de «si no publico cosas la gente se va a olvidar del blog y ya no va a leerme» , y guiada por esto surgieron un par de textos de los que no estoy del todo orgullosa, pero que sirvieron para hacerme entender que, como todo en la vida, hay un momento y un lugar para hacer las cosas , y si bien hay días en que sigue poniéndome algo triste no poder escribir con tanta frecuencia como me gustaría, también he aprendido que, si no estoy bien emocionalmente, eso se reflejará en mis escritos , de allí que mi bienestar emocional siempre deba ser una prioridad y un criterio antes de abrir un nuevo borrador.

Para que se entienda la ira y malestar que generó en mí esta entrevista, los invito a que veamos algunas de las falacias presentes en su discurso, que si bien es válido de ser expresado y divulgado, también es digno de ser cuestionado y debatido con contraargumentos.

Esta afirmación es problemática por dos razones. Esto nos lleva al segundo problema, y es la forma simplista en que el autor afirma que la literatura juvenil es una literatura fácil, de allí que esa «libertad para escribir» a la que se refiera no sea la libertad ligada al poder creativo, que busca romper paradigmas, construir nuevos estilos y llevar el lenguaje al límite, sino a esa libertad perezosa que lleva a caer en la mediocridad y el menor esfuerzo.

Aquí el señor Colomer arroja cuchillos ponzoñosos no solo a la literatura juvenil, sino también a la infantil. Me pregunto cuándo fue la última vez que se dio a la tarea de visitar una librería para explorar su colección infantil sin prejuicios o ideas equívocas al respecto, pues si hay un campo que ha entendido que «lo tierno» es tan solo uno de los caminos para entender las complejidades de la infancia, mas no el único , es precisamente el campo de la literatura infantil, y la crítica se ha encargado de mostrarnos que no porque los niños sean niños debemos evitar temas como la muerte, la soledad, la diversidad sexual, la imperfección de los roles paternos o la filosofía misma, que lo digan espacios como la Revista Babar y los blogs Linternas y Bosques y Anatarambana.

Ahora, en lo referente a «distraer al lector para que se lo pase bien», pensemos en lo sobreestimulado e hipercomunicado de este planeta de locos: ¿Qué puede llevar a un joven a elegir un libro por encima de una consola, su teléfono celular o demás divertimentos que nos rodean?

Planteo aquí una idea temeraria: tal vez, ese joven lo haga por gusto y pasión por la lectura, señor. Tan simple como eso. Del mismo modo en que el joven Arthur Rimbaud ¡retirado de la literatura a los diecinueve años, señor!

leía a escondidas de su madre, ¿cuántos de nosotros no crecimos leyendo con una linterna hasta la madrugada? La identidad, el paso a la adultez, el buscar un lugar en el mundo, el tener una enfermedad mental, el entender lo que se siente y lo que se es son cuestiones tremendamente humanas que la literatura juvenil ha sabido abordar de forma estética y sólida, con personajes y narrativas bien estructurados, con propiedad y dominio del lenguaje, y esa dimensión ha llegado a la crítica también, lo que me lleva a la siguiente falacia de la entrevista.

Pensar que los adolescentes son seres que solo se mueven entre el blanco y el negro no solo denota total desconocimiento de las dinámicas recientes como lo son las ferias del libro, las convenciones de cultura popular y las redes sociales, sino que también anula todo lo que la psicología misma ha dicho sobre la adolescencia.

En una etapa de cuestionamientos, de afianzamiento de la identidad, de los valores y convicciones, ¿cómo osa afirmar el señor Colomer que el único criterio que un joven puede usar para hablar de un libro es si le gusta o no?

Primer problema: reducir la crítica al formato escrito. La teoría de la recepción de la que nos hablaban Jauss y Eco nos ha llevado a que, precisamente, dentro de su dinamismo y pluraridad, los críticos de LIJ entendamos a la audiencia lectora de lo que criticamos o reseñamos, y celebremos que la literatura juvenil se comente, se viva y se comparta no solo en los espacios impresos como revistas o blogs, sino también en Youtube y en Instagram, que lo digan Javier Ruescas , Sebas Mouret , Abril Karera , Isa Cantos , Christine Riccio , India Hill Brown , Warda , Micol , Aleema , entre otros.

Y llega aquí el ataque directo, la razón por la que hoy escribo estas letras entre la frustración y la rabia. No, señor Colomer, yo no uso la literatura juvenil para «entrar en la crítica», yo entré a la crítica MOTIVADA por la LIJ, inspirada por el deseo sincero de explorarla, investigarla, entenderla y reseñarla, y no pienso salirme de allí, pues créalo o no, muchos vivimos felices siendo críticos de LIJ y encontramos satisfacción y auténtico deleite en ello, no estaría escribiendo en este blog si no fuera ese el caso.

Para mí la LIJ es un fin, no un medio. Un fondo, no una forma. Un significado, no un significante, y gracias a la LIJ es que hoy puedo estar aquí como una abanderada más de esta causa, para responderle a personas como el señor Colomer, que de forma tan ligera señala con el dedo sin darse cuenta de que, en el proceso, está negando toda una tradición literaria escrita en la historia y de la que posiblemente él mismo se haya alimentado.

Y bueno, tal vez esta entrevista sea solo una artimaña para poner a medio mundo a hablar del señor Colomer y su novela, «mal o bien, pero que hablen» dirían algunos a fin de cuentas, pero con o sin artimaña de por medio, no podía quedarme callada ante un hecho y es que a la literatura infantil y juvenil siempre se le suele pordebajear y reducir a «basura comercial» que nadie niega que exista , pero que constituye una falacia de generalización indebida en la medida de que no hay verdades absolutas en la literatura, y del mismo modo en que la literatura juvenil tiene obras muy buenas y muy malas, dicho fenómeno bien podría aplicar también a la literatura «de adultos».

En verdad espero que no solo mi voz se alce ante estas desafortunadas afirmaciones, quienes vivimos de editar o hacer crítica LIJ bien sabemos que la realidad es muy distinta, que el género se cuestiona y reescribe a velocidades desmedidas, y que con independencia de la soberbia de autores como el señor Colomer, y para su infinito desconcento, aquí estamos, existimos, y estamos para quedarnos.

Me despido por hoy deseándoles un muy feliz fin de semana, espero lo pasen en compañía de un libro increíble y de muchos chocolates, y por supuesto, los espero en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para seguir comentando, leyendo y aprendiendo juntos.

Antes que nada, ¡feliz Navidad! A propósito del año que se acerca a su fin, resulta una locura asumir que este es el último miércoles de libros del año, y qué mejor forma de celebrarlo que con un recorrido por lo que fueron mis lecturas en este Para ello, he decidido unirme a la iniciativa de la querida Aleja de la cuenta de Bookstagram Bookish Queen que nos trae una serie de preguntas o pautas para mirar hacia atrás y reflexionar un poco sobre lo que este año nos dejó en materia de libros.

Las distintas «categorías» son estas que ven en la imagen, así que vamos a ir respondiéndolas poco a poco y ya veremos qué resulta de este experimento:. Este libro me pilló mientras recibía el año nuevo en una lejana cabaña en las verdes y tranquilas tierras de Boyacá.

Creo que fue un desenlace tan emotivo y doloroso que puso a «The Dark Artifices» como mi trilogía favorita a la fecha de la gran Cassie Clare. Me hubiera gustado leer este desenlace después de leer Tales from the Shadowhunter Academy y no antes , pero no se dieron las cosas, así que bueno, tal vez en me ponga al día con todo lo que me falta de este mundo de Shadowhunters.

Lo leí mientras estaba en break en mis turnos de trabajo en FilBo, y bueno, no niego que me dio risa. Tal vez hasta me anime a leer los demás libros de su serie, es bien jocosa.

Algunas personas «vieron venir» el plot twist que nos espera en esta secuela de El cuento de la criada. Yo por mi parte me estrellé contra él y grité de emoción.

Pueden leer más al respecto en mi reseña del libro. Su formato pequeño, con un tamaño de letra ideal y las ilustraciones de W. Denslow hicieron de esta fábula una lectura muuuuy entretenida y restaurada al brillo original con que fue concebida en el año Un libro durísimo, directo y lleno de empatía y honestidad.

Un testimonio que desde la valentía, la humanidad y el reconocimiento del poder sanador que tiene la escritura, nos recuerda que está bien hablar de salud mental , que no hay nada malo en buscar ayuda y en proteger nuestra mente y nuestras emociones de todas esas experiencias, personas o conductas tóxicas, e incluso, de nosotros mismos.

Del mismo modo en que el «Pimp» nos habla en sus podcast y programas radiales, este libro lleno de anécdotas y curiosidades sobre el mundo de la música mantiene un tono rico en descripciones, en adjetivos y analogías que nos ayudan a entender las distintas maquinarias que operan detrás de un ritmo, de una canción, de un artista.

Una lectura obligada para los melómanos de corazón. Aquí mi reseña. Gracias a este recorrido lector acabo de darme cuenta de que, por primera vez en mucho tiempo, este año no me «pegué» a leer a un mismo autor o autora de forma juiciosa y constante.

El año pasado creo que me pasó con Roald Dahl, pero este lo máximo que llegué a leer de un mismo autor fueron dos títulos de la bogotana María Inés McCormick, de quien leí Algo pasa en la Quinta San Roque y El Mohán. En definitiva me quedo con su trabajo infantil, siendo El Mohán mi favorito de los dos.

Uy 😦 Me temo que este año mis compromisos como editora, lectora y blogger no me permitieron sacar tiempo para ninguna relectura.

Posiblemente mi próximo repitis sea Mujercitas, justo a tiempo para la peli…. Antes de que me crucifiquen, me explico : no es que sea un mal libro, simplemente no logré tomarle suficiente cariño a la historia, y créanme, en serio creí que me iba a gustar el trabajo de esta autora, digo, soy una romántica sin remedio, pero esta es la hora que sigo preguntándome qué fue lo que falló, si fue el final, el protagonista o algunos lugares comunes, esta es la hora que NO LO SÉ.

Pese a esto, no descarto intentarlo con otro libro de Alice a ver si hacemos las paces…. Empecé en abril, paré de leer en mayo para luego retomar en octubre hasta que por fin lo terminé en diciembre. Leer la historia de esta icónica ciudad, año tras año, década tras década, fue un proyecto ambicioso que no hubiera dado fruto de no ser por el gran árbol familiar que acompaña a la historia.

Sin duda un libro muy rico en el lenguaje, en las imágenes que logra reconstruir de cada periodo, pero en definitiva no es algo para todos.

Sin duda, este fue de los libros que marcaron mi por su carácter de denuncia, de seguir dando voz a una población históricamente marginada y por seguir apelando a los jóvenes para decirles que no están solos, que sus realidades tan complejas también tienen eco en la literatura juvenil y que estos temas difíciles se deben seguir hablando en casa, en la biblioteca y en las aulas.

Pueden leer mi reseña completa aquí. Este año terminé la trilogía de El piso mil con un cierre dramático pero satisfactorio. La historia que empecé odiando en el tomo 1 de la saga terminó ganando ritmo, los personajes se fueron complejizando, la trama «aterrizó» por decirlo de algún modo, y el final logró ser coherente y con la dosis justa de feels.

En espero poder terminar la trilogía de Me Before You me falta por leer Still Me , y la tetralogía de The Raven Boys me falta por leer The Raven King , ¡ojalá lo logre!

No solo la conocí en persona durante FilBo, sino que también me permití darle una oportunidad a su inicio de saga, y lo cierto es que me atrapó bastante la lectura, pues tiene un sistema de magia interesante y unas ilustraciones impresionantes que nos dan un contexto y una estética definida.

Luego de varias visitas de este autor a Bogotá, me paré frente a mi biblioteca durante una temporada en que estaba leyendo mucho de historia y dije «¿Por qué no?

Pese al trágico contexto de la obra, prevalece en ella un llamado a la empatía, a ver las fronteras con nuevos ojos y a recordar que el océano ha sido testigo de infinidad de historias sobre la pérdida, la separación y los nuevos comienzos. Puedo afirmar que este fue un año en extremo diverso para mis lecturas.

Ya fuera por cosas del trabajo o por intereses personales, pasé de la novela histórica a la crónica y de allí a la novela gráfica, para luego darle cabida a algo de fantasía y luego volver de un salto a la realidad con temáticas juveniles que no por tener algo de romance dejan de hablarnos de contextos durísimos como lo son la orfandad, la depresión o el odio racial.

No me atrevería a decir que algún subgénero «predominara», y creo que eso está bien. No soy así de cuidadosa con la «planeación» de mis lecturas, solo me pongo una meta numérica y en el camino se van dando los géneros. Sí, tal vez hubo historias mejores en el camino. Sí, tal vez algunas personas lo reduzcan a «superación personal» y nada más, pero yo como lectora no puedo hacer más que recordar este libro con muchísimo cariño por el momento específico de mi vida en que lo leí.

Posiblemente les haya pasado que están pasando por un momento algo complejo de sus vidas y es precisamente la lectura de x o y libro lo que les da alivio, compañía y consuelo, sea del autor o género que sea. Pues bien, justo eso fue lo que me pasó con el libro de Adri, y desde ahí muchas cosas han pasado que hacen que lo siga recomendando y tratando de aplicar la regla de los tres minutos en distintos escenarios de mi vida.

No se trata de vender o imponer métodos absolutos para la felicidad total, no creo que dichos métodos existan, pero sí creo que el asunto va de tener algo más de empatía y sororidad.

Pues eso. Pueden leer mi reseña aquí. De hecho, es tan «última» lectura, que al día de hoy apenas voy por la mitad, oops. Supongo que me gusta la adrenalina, pero creo que con el Book Fairies Day of Reading del próximo domingo 29 de pronto la logre.

Lo que sí puedo decir es que ha sido un libro graciosísimo de leer, sobre todo por ciertas similitudes entre la historia de Darien y Elle y la mía, entonces de momento me ha encantado, confiemos en que eso no cambie en los próximos días. Y bueno, en verdad le agradezco a Aleja por habernos compartido en sus redes sociales esta plantilla de Recorrido Lector, de no ser por ella me temo que hubiera llegado al 31 sin saber por dónde diablos empezar a depurar lo mejor y lo peor de mi en materia de libros, y claro que siempre se puede mejorar, en verdad me hubiera gustado estar en más lecturas conjuntas o de pronto cerrar esas sagas que tengo pendientes hace años, pero si hay algo que me ha enseñado la vida lectora es que, la mayoría de las veces, los libros llegan a tus manos en el momento preciso, y no necesariamente es un momento cronológico sino también anímico: a veces, el corazón se siente con ganas de fantasía épica, y otras, está más en onda de ensayo o memoria, y ¿saben una cosa?

Espero que este año que termina les haya dejado nuevos descubrimientos, nuevas frases de esas que merecen resaltador o doble banderita, que hayan podido conocer a algunos de sus autores favoritos, ¿y por qué no? Su voz narrativa es tan valiosa como aquellas que ya han sido publicadas, se los dice alguien que a veces trabaja con esas voces autorales y las ayuda a ser escuchadas.

Nuestro cierre del año continúa el próximo lunes 30 cuando les cuente cuáles fueron mis películas favoritas del año, y mientras tanto, los espero como siempre en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para despedir este con mucho agradecimiento y recibir el con mucha esperanza y nuevos sueños por cumplir.

No puedo creer que efectivamente hayamos sobrevivido al eterno enero y por fin podamos decir que estamos en el segundo mes del año. Creo que ya nos sobrepusimos al caos de inicio de año y ahora solo nos queda ponerle toda la actitud y optimismo a lo que sea que nos depare este , ¿quién quita que sea de los mejores años de nuestra vida?

Nunca se sabe…. Hablando de ideas y proyectos alocados para este año, hoy vengo con un post que hace rato que venía dándome vueltas en la cabeza y que por fin decidí poner en marcha. Para ello, le pregunté a nuestros seguidores en Twitter y Facebook por cuáles dudas o «preconceptos» surgían cuando hablábamos de los literatos o profesionales en estudios literarios, y qué se imaginaban respecto a nuestra formación o a lo que nos dedicamos cuando terminamos la carrera.

Luego, recopilé varias de las respuestas que me llegaron para compartirlas con ustedes de manera que juntos descubramos si todas estas afirmaciones son verdades tristes o alegres o mitos y por qué. Si bien es cierto que en la carrera toca leer demasiado, más que una causa, la lectura rápida es una consecuencia de estudiar lo que estudiamos, no es que haya una electiva de lectura eficaz ni mucho menos, lo cierto es que la mayoría de nosotros ya traemos el hábito lector muy fortalecido al momento de empezar la carrera, y el tener que leer libros enteros cada semana supongo que lleva a que cada uno evalúe lo que le funciona mejor, ya sea pasar derecho leyendo, escuchar música para concentrarse o simplemente pasar los ojos por la página a toda velocidad para «salir de cosas» y luego devolverse sobre lo realmente clave o en su defecto, lo que entra en el parcial del día siguiente.

Algo que asumen algunas personas es que estudiar literatura automáticamente te abre las puertas al gremio autoral y hace que tus escritos ganen cierto «status»o credibilidad.

Aunque es cierto que varios programas de literatura tienen un componente de escritura o incluso un énfasis de escrituras creativas, no siento que el convertirse en escritores sea el fin último de la carrera, al menos a nivel de pregrado las maestrías y diplomados en Escrituras Creativas ya son otra cosa.

La literatura puede abordarse desde la lectura, la crítica y la producción, y en la mayoría de los casos priman las dos primeras. Sí, es cierto que escribes ensayos, sí, escribes uno que otro texto para alguna clase, pero parte del mito en torno a los literatos está en entender que muchos de los grandes escritores que admiramos ni siquiera estudiaron literatura: Lewis Carroll era matemático, Anton Chejov era médico, Edgar Allan Poe nunca cursó estudios universitarios, Julio Verne era abogado y Ernesto Sabato era Doctor en física.

De nuevo, depende mucho del programa académico que elijas, pero suelen haber dos líneas claras, la historiográfica y la de teoría y crítica. Como su nombre lo indica, en la línea historiográfica te concentras en cada periodo histórico, en sus características sociales, culturales, y el modo en que ese contexto se proyectó en diversas obras y autores representativos.

Por su parte, los componentes de teoría y crítica literaria buscan brindar herramientas para analizar una obra más allá del contexto historiográfico en que fue escrita, y aquí entran cuestiones como el análisis del discurso, la estética, el estilo, la literatura comparada o la teoría de la recepción.

No, no todo lo que leas te va a gustar , pero en la variedad está el placer y esa formación es la que en el futuro te permitirá argumentar por qué te gusta un libro o no y ratificar tus géneros y autores favoritos.

Un mito al que tuve que enfrentarme desde el primer día de carrera fue el que veía a los literatos como personas que nunca dicen una mala palabra, solo leen clásicos y por ello se creen superiores a los demás. Siendo honesta, sería mentira decir que todos los literatos somos así, pero también sería mentira afirmar que efectivamente no hay literatos así.

Sí, es cierto que le debemos mucho a los clásicos, pero pienso que la literatura es tan amplia que reducirnos solo a ellos es negarnos muchas posibilidades e historias, y eso también es un radicalismo que no le hace bien a nada ni nadie, pero que sigue vigente en muchos círculos del gremio, ya sea desde la Academia, pasando por el mundo editorial y terminando en sus propios estudiantes.

Este mito en cierta manera «complementa» al mito anterior y es que algunas personas piensan que los literatos somos unos «hippies alcohólicos» dignos del «estudien, vagos» de la Cabal.

Ahora, claro que muchos desearíamos poder «vivir de nuestras letras» en un apartamento de París, con la ventana abierta y un cafecito al lado mientras esperamos una idea brillante para escribir, pero también pesa la cuestión práctica, el mundo laboral es una realidad que no siempre se puede evadir, y cuestiones como Netflix, Spotify o incluso LOS LIBROS QUE LEEMOS requieren de dinero, y para ello hay que trabajar, fin.

Así como es un mito afirmar que estudiar literatura te convierte de forma casi que infalible en escritor, también es mentira que te convierte automáticamente en profesor. La enseñanza es tan solo uno de los caminos profesionales que podemos seguir los literatos, también nos movemos muy bien en el mundo editorial, los medios de comunicación y la escritura creativa.

Eso sí, en todos hay que trabajar duro y perseverar. Triste, muy triste, pero cierto.

Lietrarios la crítica seré valiente, severo y Literariks justo con amigos y Promociones increíbles aquí. Nada Ofertas de apuestas deportivas este propósito. Quise empezar esta carta-reflexión con esta cita del querido Edgar Divertidoa Promociones increíbles aquí para apelar a esa Diveritdos y severidad Divertidow menciona el autor estadounidense para Ingresos Sorteo Rápidos «responder» de Rdtos medianamente pertinente Doblar Bankroll Blackjack la fallida entrevista del barcelonés Álvaro Colomer publicada recientemente por el portal Promociones increíbles aquí Razón, de Cataluña. Pueden leer dicha entrevista aquí. En dicha entrevista, en un tono que podría calificarse de nada menos que soberbioel autor se gloría en la publicación de su nueva novela juvenil, titulada Ahora llega el silenciomediante la cual, en palabras del redactor de la nota, «El escritor Álvaro Colomer se acerca al público juvenil». Ahora, si por «acercarse» al público juvenil buscaba cuestionar su inteligencia, su sentido crítico y reducirlos a su mínima expresión, pues me temo que logró su objetivo con creces. Para que se entienda la ira y malestar que generó en mí esta entrevista, los invito a que veamos algunas de las falacias presentes en su discurso, que si bien es válido de ser expresado y divulgado, también es digno de ser cuestionado y debatido con contraargumentos. Retos Literarios Divertidos

Retos Literarios Divertidos -

Las fábulas serán las encargadas de daros las pistas para poder descubrir sus escondrijos, pero no podréis encontrar el buen camino sino superáis todas las pruebas. Espanta la por es un juego pensado para jugar en equipo, concretamente para 4 equipos de dos o más participantes. Se recomienda que el máximo de jugadores que pueden jugar al mismo tiempo sea de 16 personas, un máximo de cuatro por grupo.

Es ideal para jugar a bibliotecas, escuelas, institutos… en todos aquellos espacios donde se pueda gamificar nuestra tradición más terrorífica y disfrutar todos de una.

EspantaLaPor es un JuegoDeMesa creado por valenciaetno para dar a conocer las fábulas valencianas y fomentar la lectura Click To Tweet. Tiene diferentes niveles de complejidad y con él podrás demostrar tus conocimientos literarios y pasar agradables veladas con tus amigos o con tus familiares. Existen dos modalidades de juego: la tradicional, similar al clásico parchís, y la avanzada, que incorpora preguntas y retos que dinamizan y complican un poco cada partida.

No te preocupes, que hay preguntas y retos de diferentes niveles para que tanto grandes como pequeños tengan oportunidad de ganar. Este práctico juego no requiere tablero, se puede jugar sobre la marcha o incluir al juego de mesa Trivial Pursuit existente, con su propio soporte de cuña de repuesto.

Eres uno de los organizadores, y tu deber es atraer más participantes a la fiesta sin que otros se sientan ofendidos por tu noble gesto. Al igual que el libro, Michael Rieneck diseño este juego para cumplir con los mismos desafíos, los jugadores deberán viajar desde Londres hacia Paris, Brindisi, Suez, Bombay, Calcuta, Hong Kong, Yokohama, San Francisco, Nueva York y nuevamente a Londres, quien demore menos días será el ganador.

Y, aunque se trata de un círculo que exige colosales méritos para acceder, el Fénix de los Ingenios —Lope de Vega— organiza en honor de San Isidro un concurso público para que poetas noveles puedan codearse con ellos y —¿por qué no?

El Soneto es un juego de construir palabras con varias peculiaridades que lo hacen especial: la principal es que no es necesario tener todas las letras de una palabra para formarla, si bien cuantas más cartas de letra se usen más puntos se obtienen.

Además de por el número de letras jugado, se obtienen puntos de prestigio por rimar con otras palabras, complacer a los mecenas utilizando sus letras y por formar los recursos estilísticos favoritos de los literatos de la época, como el antónimo o el sinónimo. De 2 a 4 jugadores.

Duración: 90 — minutos] Basado en el bestseller mundial Los Pilares de la Tierra de Ken Follet , se nos ofrece el rol de un maestro constructor que debe administrar sus recursos y personal para realizar el mayor aporte a la construcción de la catedral. El juego se desarrolla en 6 turnos fijos, en los cuales por medio de 3 maestros constructores deberás elegir que recursos distribuir en el tablero, cartas de artesanos, materiales, más obreros u otros para ser el que más aporte a la construcción de la Gran Catedral.

Todos los turnos se revelarán cartas que afectaran a todos los jugadores y que pueden beneficiarte o perjudicarte, adicionalmente tener la venia del rey te permitirá cancelar menos impuestos y obtener preciados metales. En la región proliferan los problemas. Cada vez hay más, y las brujas son las únicas capaces de solucionarlos.

Pero, ¿cuál de ellas será la más rápida en solucionarlos, y la que consiga solucionar los problemas más graves? Sumergidos profundamente en el mundo de la literatura de Dickens y Doyle, los eventos de cartas del juego están ahora ligados a personajes y lugares reales y ficticios de Londres.

Más específicamente, después de un análisis escrupuloso de las inspiraciones que se encontraron e identificaron en la literatura histórica inglesa, todos los lugares de juego, eventos y personajes han recibido nuevas identidades correspondientes a las encontradas en la edición anterior del juego.

De esta manera, el juego conserva su atractivo para el público establecido, pero amplía su alcance a una amplia gama de personas generalmente interesadas en la historia y la literatura del período victoriano.

Investigarás los casos de forma individual o con otros investigadores. La maldición de la momia, los asesinatos del Támesis, los misterios de Londres, los cuadros robados… Misteriosos casos sometidos a la mente del más ilustre de los detectives: ¡Sherlock Holmes!

Ping Pong Literario es un juego creativo para conversar sobre libros, literatura y mucho más. Los participantes podrán compartir sus respuestas, intercambiando experiencias en torno a la pregunta que les haya tocado.

Contiene 50 naipes con preguntas sobre nuestro recorrido lector para encontrarnos con la lectura de una manera diferente. Un formato ideal para llevar la conversación a todos los hogares, escuelas, bibliotecas y sobremesas. Juegos de mesa y cartas en los que fomentar la lectura y el gusto por los libros en casa, en el colegio o en la biblioteca Click To Tweet.

Imagen superior cortesía de Shutterstock. Hola Julián, ya te he comentado que me parece muy interesante esta entrada donde se habla de juegos relacionados con la literatura.

Así que permíteme que sume la iniciativa de la que somos autoras Amparo Cuenca y yo misma, Luz del Olmo. Se trata de los » famosos » Molinos del Saber Popular, un material lúdico didáctico con forma de molino de viento manchego que tras sus aspas imantadas esconde mitades de refranes que aparecen en el Quijote.

Este material se editó y distribuyó a las Bibliotecas de Castilla la Mancha en el año , por parte de la Junta de Comunidades.

Y aunque en la actualidad no se disponen de ejemplares, en las Bibliotecas se trabaja con ellos para propiciar encuentros intergeneracionales o con colectivos de mayores.

Es ideal para sesiones con grupos de extranjeros que quieran conocer la lengua de Cervantes. Y en resumen se basa en el juego de cada oveja con su pareja. Los molinos han girado por Miami, México o Colombia y siguen girando por las Bibliotecas de nuestra Región.

Hola, María Luz, muy interesante vuestro juego. Estamos en el Instituto Cervantes de Rabat. Un millón de gracias por el comentario y por presentarnos a todos el juego y un poquito su historia… :.

Y bueno, sería mentira si dijera que no lloré, lo cierto es que mi maratón de las tres películas fue mi manera de celebrar San Valentín y disfruté cada segundo, de hecho, ver las tres cintas de corrido me ayudó a detectar pequeños detalles que pese a ser sutiles, terminaron siendo muy significativos, así que si no han visto la cinta todavía, les recomiendo el esfuercito de la maratón.

Me despido por hoy recordándoles que, al igual que LJ y PK, siempre llegarán momentos duros y tormentas, joder, hasta yo he pasado por un par de ellas recientemente, pero lo importante está en recordarnos que siempre habrá alguien allí para nosotros, ya sean nuestras parejas, amigos o familia, y no hay nada malo en cambiar de planes o cuestionarnos cosas que dábamos por sentadas, a fin de cuentas, somos seres humanos y el cambio y la capacidad de soñar cosas mejores y de trabajar por ellas han sido claves para nuestro progreso y evolución, así que bueno, a tomarnos las cosas un día a la vez y a soñar cosas bonitas, tal vez, con algo de buena suerte, hasta se nos cumplan.

Como siempre, los espero en nuestro Facebook e Instagram para que me cuenten cómo les fue con esta película, y si quieren más de Jenny Han, no se preocupen, Amazon dará vida a «The Summer I Turned Pretty» , así que tenemos feels para rato.

Un 8 de enero de hace seis años estaba escribiendo y publicando el post que daría comienzo a este viaje emocionante llamado Si No Le Gusta No Lea.

Estaba aterrada, el «no eres lo suficientemente buena» parecía repetirse en mi mente una y otra y otra vez, y de hecho, es un demonio que sigo combatiendo en cada post, en cada mini reseña de Instagram, en cada foto que tomo, y por eso me pareció interesante sentarme a escribir sobre lo que han sido estos seis años.

No sé si escribo para mí o para ustedes que de un modo u otro también han hecho parte de este camino, supongo que solo dejando fluir las palabras lo sabremos, así que bueno, vamos a ello.

Antes de decidir crear este espacio, mi vida era un remolino marcado por mi trabajo y los clubes de fans que ocupaban un porcentaje bien importante de mi tiempo libre. Y bueno, significa mucho que se hayan tomado el tiempo de leer estos pequeños desvaríos y de llegar hasta aquí.

Si es su primera vez en el blog, ¡bienvenidos! Me despido por hoy confiando en que esta celebración llegará también a Twitter , Facebook e Instagram , así que sean bienvenidos a participar contándome su reseña o momento favorito de la vida Cuchurrumí, ¡esto es de todos ustedes también!

Sean bienvenidos a un nuevo miércoles de libros en Si No Le Gusta No Lea, ¿cómo están? Luego de un año tan difícil el mejor regalo que podemos darnos es estar bien de salud y tener a nuestras familias a salvo, creo que todo lo demás que nos llegue es una ganancia épica.

Hablando de ganancias épicas, el día de hoy les traigo una entrevista que nunca pensé que fuera posible lograr, pero que gracias al apoyo y gestión de muchas personas por fin se hizo realidad y ahora la puedo compartir con todos ustedes, se trata de unas preguntitas a Stephenie Meyer, autora estadounidense a quien muchos conocimos por la saga Crepúsculo.

A continuación, les traigo la nota que originalmente publicamos en El Tiempo el día de ayer y que hoy llega para todos los lectores de nuestro blog, así que pónganse cómodos y disfruten:.

En medio de noticias desalentadoras y una sociedad que continúa luchando por superar una de las más grandes pruebas que ha tenido que enfrentar como especie, el ha sido un año de sorpresas en materia de libros e historias, convirtiéndose así en un periodo marcado por el inesperado regreso a dos mundos que dominaron la literatura juvenil entre los años y Estas sagas, pese a manejar temáticas y contextos radicalmente distintos, en esencia lograron un mismo objetivo: enamorar a los jóvenes de la lectura y dejarlos con ganas de una historia más, una página más.

En primer lugar, en mayo de este año la corriente neodistópica, liderada por Los Ju egos del Hambre , de Suzanne Collins, regresó con Balada de pájaros cantores y serpientes , una precuela cautivante sobre uno de los personajes más oscuros y odiados del mundo de Panem, el malvado presidente Snow, revelando así algunas de las artimañas que lo consolidarían como la eterna cabeza del régimen distópico del Capitolio.

Algunos meses después, y para despedir una temporada de verano que para muchos lectores estuvo marcada por el aislamiento y la incesante rutina en sus hogares, las apuestas literarias y editoriales del otoño ahora se centran en la corriente del romance paranormal, recordada por muchos gracias a la saga Crepúsculo , de Stephenie Meyer.

Con la llegada a librerías de la esperada Sol de medianoche , la versión de Crepúsculo contada desde la perspectiva del vampiro adolescente Edward Cullen, la autora salda una deuda de honor y cariño con sus fans, que luego del escándalo por la publicación ilegal en internet de los primeros capítulos de la obra, en , esperaron pacientemente a la culminación del proyecto, que hoy por fin regresa a las listas de más vendidos en varios países del mundo y vuelve a poner en boca de muchos esta historia de amor inmortal, deseos ocultos y atracción.

En entrevista con Si No Le Gusta No Lea , Meyer habló sobre su experiencia de escribir para un público más adulto y los retos de lanzar un libro en épocas de distanciamiento social y pandemia, sin sesiones de firmas en las librerías. Crepúsculo , primer libro de la saga, vio la luz en , y muchos adolescentes crecieron junto a estos libros.

Nunca tengo en consideración los intereses de mi audiencia cuando estoy escribiendo. Escribo la historia que tiene sentido para mí, y si me gusta, ese es el éxito que estoy buscando. Con Sol de medianoche , aunque era mucho más consciente de la audiencia porque los fans me habían estado pidiendo este libro por mucho tiempo, mis manos estaban atadas.

No podía hacerle ningún cambio a la historia original, así que esta historia simplemente fue lo que fue. El cambio de narrador de la humana Bella al vampiro Edward ya había sido conocido por algunos lectores cuando se filtraron los primeros capítulos de Sol de medianoche en Como Sol de medianoche está tan ligado a la historia de Crepúsculo , no era posible que algo cambiara en la trama.

En cuanto al nuevo material, los flashbacks, las cosas que ocurren cuando Bella no está presente, Edward es quien es. Su personalidad no ha cambiado, así que tampoco lo ha hecho la historia.

Usted ha comentado que escribir Sol de medianoche fue una tarea complicada por la mentalidad oscura de Edward. Edward es una persona muy ansiosa y pesimista. Mientras escribía su historia, tenía que estar dentro de su mente y sus emociones, así que yo debía sentirme ansiosa y pesimista todo el tiempo mientras trabajaba en la historia.

No es una sensación agradable. Los fans de la saga han esperado durante bastante tiempo este libro. Sí que sentí la presión de saber que los lectores querían algo específico de mí, y eso fue duro, especialmente durante aquellos momentos en los que sentí que terminar Sol de medianoche era una labor imposible.

Pero saber que los fans querían la historia me mantuvo de regreso en la trama a lo largo de los años, pensando en ello de manera que mi subconsciente pudiera resolver los problemas que mi mente consciente no había podido resolver.

Una vez llegué a un punto en el que me di cuenta de que sí podría terminar el libro, se lo hice saber de inmediato a mi agente, de manera que el proceso de edición y publicación se simplificara.

Los lectores ya habían esperado tanto que no quería ningún retraso adicional. La música suele ser un elemento clave en su proceso creativo. En mi sitio web tengo una play-list de Sol de medianoche que es un buen ejemplo de cómo ha cambiado la música que escucho a lo largo de los años. Algunas canciones han estado en la playlist por doce años, otras son totalmente nuevas.

Han sido tantos años de música y escritura que ya me es difícil enumerar todas mis influencias. Muchas historias de fans, conocidas como fanfics, se han escrito sobre la familia Cullen o los malvados Vulturi a lo largo de los años. No estoy interesada en escribir historias paralelas.

Volver en el tiempo para escribir Sol de medianoche fue una experiencia frustrante, y preferiría estar escribiendo tramas hacia el futuro en lugar de contenidos que llenen vacíos sobre el pasado. Algún día espero poder escribir lo que pasa después, usando a Renesmee como uno de mis narradores.

Los fanáticos de sus libros son famosos por acampar y agotar las entradas a sus eventos y firmas. Este fue un lanzamiento muy extraño. Fue difícil sentir una conexión con los fans cuando, en su mayoría, no podía verlos o escucharlos.

Intentamos hacer algunas cosas creativas en autocinemas y concursos en Zoom, pero todo se sintió muy distante y la pandemia frustró constantemente nuestros planes.

Al final, las fotos que me enviaron los fans y las interacciones en Zoom me ayudaron un poco a sentir como si estuviera allí afuera con los lectores, así fuera por un breve momento. La vida humana del vampiro Edward se remite a las épocas de la gripe española.

Con Bella siendo vampiro y a salvo, y Renesmee posiblemente siendo inmune, creo que Edward estaría muy tranquilo al respecto. Bella se preocuparía por Charlie y Renee, y estoy segura de que tanto ella como Carlisle regañarían a Charlie todo el tiempo para que conserve el distanciamiento social y use tapabocas.

Su novela de ciencia ficción, La huésped , en su momento también causó mucho revuelo y una ola de fanáticos. Me encantaría continuar el mundo de La huésped , pero hasta ahora realmente no he podido conectar con la secuela. Ojalá eso cambie algún día, pero nunca he sido buena escribiendo algo cuando no me siento inspirada con el tema.

Si pudiéramos hablar con Alice Cullen, ¿qué nos diría respecto al futuro de Stephenie Meyer? Y bueno, espero que se hayan divertido en este viaje a la mente de esta autora, ¡muchas de estas preguntas estaban rondando en mi mente desde hace bastante tiempo y por fin obtuve respuestas!

También quisiera agradecerles por su apoyo el día de ayer con la publicación de la nota en el periódico, saber que se toman el tiempo de leer mis palabras y acompañar mis procesos de escritura es algo maravilloso y me hace sentir muy especial y bendecida por tenerlos en mi vida, ¡muchísimas, muchísimas gracias!

Como siempre, son más que bienvenidos a comentar en nuestro Facebook, Twitter o Instagram cómo les pareció esta entrevista y los invito a contarme qué autor o autora les gustaría que pudiéramos entrevistar en el futuro, ¿quién sabe? Los milagros navideños apenas comienzan….

Desde ya les deseo una maravillosa navidad, llena de salud, amor, muchas lecturas increíbles y esperanza, mucha esperanza. Mientras haya esperanza, estaremos bien.

Yo lo sé. En la crítica seré valiente, severo y absolutamente justo con amigos y enemigos. Nada cambiará este propósito. Quise empezar esta carta-reflexión con esta cita del querido Edgar Allan Poe para apelar a esa valentía y severidad que menciona el autor estadounidense para intentar «responder» de forma medianamente pertinente a la fallida entrevista del barcelonés Álvaro Colomer publicada recientemente por el portal La Razón, de Cataluña.

Pueden leer dicha entrevista aquí. En dicha entrevista, en un tono que podría calificarse de nada menos que soberbio , el autor se gloría en la publicación de su nueva novela juvenil, titulada Ahora llega el silencio , mediante la cual, en palabras del redactor de la nota, «El escritor Álvaro Colomer se acerca al público juvenil».

Ahora, si por «acercarse» al público juvenil buscaba cuestionar su inteligencia, su sentido crítico y reducirlos a su mínima expresión, pues me temo que logró su objetivo con creces.

Para que se entienda la ira y malestar que generó en mí esta entrevista, los invito a que veamos algunas de las falacias presentes en su discurso, que si bien es válido de ser expresado y divulgado, también es digno de ser cuestionado y debatido con contraargumentos.

Esta afirmación es problemática por dos razones. Esto nos lleva al segundo problema, y es la forma simplista en que el autor afirma que la literatura juvenil es una literatura fácil, de allí que esa «libertad para escribir» a la que se refiera no sea la libertad ligada al poder creativo, que busca romper paradigmas, construir nuevos estilos y llevar el lenguaje al límite, sino a esa libertad perezosa que lleva a caer en la mediocridad y el menor esfuerzo.

Aquí el señor Colomer arroja cuchillos ponzoñosos no solo a la literatura juvenil, sino también a la infantil. Me pregunto cuándo fue la última vez que se dio a la tarea de visitar una librería para explorar su colección infantil sin prejuicios o ideas equívocas al respecto, pues si hay un campo que ha entendido que «lo tierno» es tan solo uno de los caminos para entender las complejidades de la infancia, mas no el único , es precisamente el campo de la literatura infantil, y la crítica se ha encargado de mostrarnos que no porque los niños sean niños debemos evitar temas como la muerte, la soledad, la diversidad sexual, la imperfección de los roles paternos o la filosofía misma, que lo digan espacios como la Revista Babar y los blogs Linternas y Bosques y Anatarambana.

Ahora, en lo referente a «distraer al lector para que se lo pase bien», pensemos en lo sobreestimulado e hipercomunicado de este planeta de locos: ¿Qué puede llevar a un joven a elegir un libro por encima de una consola, su teléfono celular o demás divertimentos que nos rodean?

Planteo aquí una idea temeraria: tal vez, ese joven lo haga por gusto y pasión por la lectura, señor. Tan simple como eso. Del mismo modo en que el joven Arthur Rimbaud ¡retirado de la literatura a los diecinueve años, señor!

leía a escondidas de su madre, ¿cuántos de nosotros no crecimos leyendo con una linterna hasta la madrugada? La identidad, el paso a la adultez, el buscar un lugar en el mundo, el tener una enfermedad mental, el entender lo que se siente y lo que se es son cuestiones tremendamente humanas que la literatura juvenil ha sabido abordar de forma estética y sólida, con personajes y narrativas bien estructurados, con propiedad y dominio del lenguaje, y esa dimensión ha llegado a la crítica también, lo que me lleva a la siguiente falacia de la entrevista.

Pensar que los adolescentes son seres que solo se mueven entre el blanco y el negro no solo denota total desconocimiento de las dinámicas recientes como lo son las ferias del libro, las convenciones de cultura popular y las redes sociales, sino que también anula todo lo que la psicología misma ha dicho sobre la adolescencia.

En una etapa de cuestionamientos, de afianzamiento de la identidad, de los valores y convicciones, ¿cómo osa afirmar el señor Colomer que el único criterio que un joven puede usar para hablar de un libro es si le gusta o no? Primer problema: reducir la crítica al formato escrito.

La teoría de la recepción de la que nos hablaban Jauss y Eco nos ha llevado a que, precisamente, dentro de su dinamismo y pluraridad, los críticos de LIJ entendamos a la audiencia lectora de lo que criticamos o reseñamos, y celebremos que la literatura juvenil se comente, se viva y se comparta no solo en los espacios impresos como revistas o blogs, sino también en Youtube y en Instagram, que lo digan Javier Ruescas , Sebas Mouret , Abril Karera , Isa Cantos , Christine Riccio , India Hill Brown , Warda , Micol , Aleema , entre otros.

Y llega aquí el ataque directo, la razón por la que hoy escribo estas letras entre la frustración y la rabia. No, señor Colomer, yo no uso la literatura juvenil para «entrar en la crítica», yo entré a la crítica MOTIVADA por la LIJ, inspirada por el deseo sincero de explorarla, investigarla, entenderla y reseñarla, y no pienso salirme de allí, pues créalo o no, muchos vivimos felices siendo críticos de LIJ y encontramos satisfacción y auténtico deleite en ello, no estaría escribiendo en este blog si no fuera ese el caso.

Para mí la LIJ es un fin, no un medio. Un fondo, no una forma. Un significado, no un significante, y gracias a la LIJ es que hoy puedo estar aquí como una abanderada más de esta causa, para responderle a personas como el señor Colomer, que de forma tan ligera señala con el dedo sin darse cuenta de que, en el proceso, está negando toda una tradición literaria escrita en la historia y de la que posiblemente él mismo se haya alimentado.

Y bueno, tal vez esta entrevista sea solo una artimaña para poner a medio mundo a hablar del señor Colomer y su novela, «mal o bien, pero que hablen» dirían algunos a fin de cuentas, pero con o sin artimaña de por medio, no podía quedarme callada ante un hecho y es que a la literatura infantil y juvenil siempre se le suele pordebajear y reducir a «basura comercial» que nadie niega que exista , pero que constituye una falacia de generalización indebida en la medida de que no hay verdades absolutas en la literatura, y del mismo modo en que la literatura juvenil tiene obras muy buenas y muy malas, dicho fenómeno bien podría aplicar también a la literatura «de adultos».

En verdad espero que no solo mi voz se alce ante estas desafortunadas afirmaciones, quienes vivimos de editar o hacer crítica LIJ bien sabemos que la realidad es muy distinta, que el género se cuestiona y reescribe a velocidades desmedidas, y que con independencia de la soberbia de autores como el señor Colomer, y para su infinito desconcento, aquí estamos, existimos, y estamos para quedarnos.

Me despido por hoy deseándoles un muy feliz fin de semana, espero lo pasen en compañía de un libro increíble y de muchos chocolates, y por supuesto, los espero en nuestro Facebook , Twitter e Instagram para seguir comentando, leyendo y aprendiendo juntos.

El clima que nos rodea pareciera una oscura ironía, si tan solo pudiéramos soplar y enviar las preciadas nubes cargadas de agua hasta Australia…. A pesar del dolor y la angustia que supone ver simples quince minutos de noticias, o un par de scrolls por la pantalla del celular vía Twitter, de algún modo debemos apelar a la poca o mucha fe y esperanza que nos queden en la mente y en el corazón, así que bueno, henos aquí.

Hoy escribo con un corazón agradecido y la mente a toda marcha, pues acabo de revisar las fechas del blog, y oh sorpresa, hoy hace cinco años escribía mi primer post en este espacio, ¡qué travesía de locos!

Recuerdo el miedo, la duda, la ansiedad, y mucho de eso todavía lo sigo sintiendo, pero no puedo negar que esta ha sido de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, y solo puedo darle gracias a todas las personas que desde el inicio se tomaron la molestia y el tiempo de pasarse por aquí, de leer comentar, compartir, así que desde el fondo de mi corazón, solo puedo darles un enorme GRACIAS por hacer parte de este sueño llamado Si No Le Gusta No Lea.

Supongo que es una coincidencia lo más de bonita el que reciba el quinto aniversario del blog escribiendo un post sobre mi clásico literario favorito, una obra que leí por primera vez hace unos años por lo menos y que en definitiva marcó mi vida, por cliché que suene.

La primera parte de Mujercitas vio la luz un día de otoño en Septiembre de y su continuación, Good wives, llegó al mundo un primaveral día de abril de Si bien ambas partes suelen encontrarse en un único tomo, mi primer acercamiento fue sobre la primera parte únicamente, en una edición de la alcaldía de Bogotá?

En la actualidad, este es el libro del que más ediciones tengo en mi biblioteca, y siempre estoy a la expectativa de un nuevo ejemplar para agregar a mi colección. A propósito del próximo estreno de su nueva adaptación cinematográfica, y de la tardía celebración del aniversario número de su publicación, hoy quisiera hablar un poco de lo que hay detrás de esta historia familiar, cercana, ¿y por qué no?

En su ensayo titulado « Taking Little Women Seriously «, la autora e investigadora Anne Boyd Rioux nos cuenta algunos datos interesantes sobre la obra: para el momento en que se publicó Mujercitas , Louise May Alcott ya había publicado varios relatos cortos, una «novela seria» para adultos e incluso una serie de thrillers bajo el pseudónimo A.

Barnard, pero gracias a un encargo de su editor, y algo a regañadientes, se dio a la labor de crear esta historia llena de lecciones, aventuras y vida cotidiana. Esta vez serán 25 las pemisas 5 por línea y podéis compartir vuestros avances con la etiqueta bingolibrospendientes en redes sociales sé que no es la etiqueta más bonita ni corta del mundo, pero es la que es.

El reto consiste en leer libros pendientes que encajen en las siguientes categorías, divididas por líneas:. Espero que quienes os animéis a participar lo disfrutéis a gusto y nos seguimos leyendo por aquí o por otros sitios…📚.

Y llegó y lejos de decir que no a más retos de lectura que sería lo lógico en mi situación , repetiré con aquellos retos que conseguí en mi bingo de libros pendientes, el 24retosdelectura de Instagram, el reto Todos los clásicos grandes y pequeños de Las inquilinas de Netherfield y seguiremos participando en iniciativas como la de librospaíses o clubclásicosjuveniles.

Este tipo de entradas las hago para irlas actualizando y llevar un control de los libros leídos para cada desafío, pero la verdad es que al final siempre se me acaba pasando y los relleno al final del plazo ¿acabo de hacerlo con la entrada de propósitos de ?

Emm… sí. Esta vez anotaré también entre paréntesis aquellos libros que no he leído todavía y que pueden servir para cada premisa son indicaciones para mí, básicamente. Hace más de medio año que no me paso por aquí. Y mi ordenador lo nota: ha estado un buen rato para encenderse, con tantas actualizaciones pendientes, y el pobrecito está resentido.

Aun así, no quería dejar sin publicar mi reto lector para este próximo año una nueva edición del Bingo de Libros Pendientes, con premisas adaptables a cualquier tipo de biblioteca o pila de libros sin leer, que consiste en completar como mínimo una de estas 5 líneas, que incluyen 4 condiciones cada una.

Otra novedad de este año, es que unificaré todos mis retos en esta misma página, porque el año pasado llevé fatal la actualización de los retos y me supo mal… De esta manera me costará menos llevar la lista al día espero.

ODIO estar leyendo Dvertidos de mis entradas y encontrarme Litefarios que Ofertas de apuestas deportivas Divertidks he Ofertas de apuestas deportivas ahí. Es que me da una rabia que me Asistencia al cliente personal Lo que no Retos Literarios Divertidos dispuesta Rehos hacer tampoco Lierarios solucionarlo es pagar… 🙄 Por lo tanto, Literarioe apareciendo por aquí Aprender a apostar tenis puntualmente, Divertifos ocasiones especiales como es la presentación de mi reto anual para quien le pueda interesar: mi Bingo de libros pendientes de Esta vez serán 25 las pemisas 5 por línea y podéis compartir vuestros avances con la etiqueta bingolibrospendientes en redes sociales sé que no es la etiqueta más bonita ni corta del mundo, pero es la que es. El reto consiste en leer libros pendientes que encajen en las siguientes categorías, divididas por líneas:. Espero que quienes os animéis a participar lo disfrutéis a gusto y nos seguimos leyendo por aquí o por otros sitios…📚.

Author: Vigal

2 thoughts on “Retos Literarios Divertidos

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com