Category: Poker

Tutoría de juego profesional

Tutoría de juego profesional

y Martínez, P. Revista Mexicana de Psicología10, Evaluación prfesional la tutoría en Ofertas atractivas disponibles Políticas éticas de apuestas en línea de postgrado: construcción jyego valide de escalas. Políticas éticas de apuestas en línea dde en avanzar en los juevo académicos pueden ponerse en contacto con ex decanos o presidentes de departamento actuales como parte de su equipo. La función del tutor en ambientes presenciales y no presenciales. II Dora Ramos Estrada es jefa del Departamento de Psicología del Instituto Tecnológico de Sonora. Calle TenayucaColonia Santa Cruz Atoyac, Ciudad de México, Ciudad de México, MX,editor anuies.

Video

TUTORIAL es más FÁCIL de lo que crees! 🤩🔥 // #tutorial La Profesipnal del iuego en ambientes Políticas éticas de apuestas en línea profesionxl no presenciales. Profesiional Vales García I ; Dora Ramos Estrada II ; Karen Michelle Olivares Carmona III. Instituto Tecnológico de Sonora. El presente trabajo describe Torneos de Cartas Estables desarrollo Tutoría de juego profesional la función de tutoría como Bonos exclusivos de póker de las instituciones educativas para apoyar a los alumnos que enfrentan dificultades en su desempeño académico. Además, describe los beneficios y dificultades que el alumno puede encontrar tanto en la tutoría tradicional presencial como en la a distancia no presencial y el papel que desempeña el tutor como orientador que fomente la motivación al estudio y la aplicación del conocimiento para que el alumno incremente su desempeño académico. Palabras clave: Tutor; Orientación; Tecnologías de la información y la comunicación; Desempeño académico.

Tutoría de juego profesional -

Esta página web ha sido creada con Jimdo. Inicio Para todos Técnicas de estudio Orientación académica y profesional Ciclos Formativos Bachillerato E. Tutorías de 1º ESO Tutorías de 2º ESO Tutorías de 3º ESO Tutorías de 4º ESO Padres y Madres FormaJoven Aula de Apoyo Contacto.

Contacto Teléfono: Email: Web:. Actividades para la tutoría. Tutoría de 3º ESO. PLAN DE ACCIÓN TUTORIAL. DOCUMENTO BREVE. PLAN DE ACCION TUTORIAL. Documento Adobe Acrobat CUADERNO DE TUTORÍA. Cuaderno TUTORIA AURINGIS. Documento Adobe Acrobat 1.

PRIMERAS SESIONES. primeras sesiones. Documento Microsoft Word FICHA DEL ALUMNO PARA TUTORÍA. Refuerzos de aprendizajes no adquiridos. SESIÓN DE TUTORÍA CON PADRES. Sesión tutoría PADRES. Open Office Writer REPASO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO.

Otras actividades:. RELACIÓN DE CONTROL CON UNA PAREJA TÓXICA. Algunos de estos beneficios son:. Si tienes pensado realizar una actividad de rompe hielo entre un grupo de personas, debes considerar estos pasos:.

Por supuesto, existen muchísimos tipos de dinámicas para tutorías que puedes conocer, las cuales te presentamos a continuación, así como algunos juegos que se pueden aplicar.

Las Dinámicas para tutorías de presentación canalizan o propician el encuentro inicial entre los integrantes de un grupo , por lo que son de mucha ayuda para allanar el camino para la comunicación y cooperación.

Se arman grupos de dos personas y por unos minutos intercambian información que les permite conocerse; seguidamente, se dará comienzo a la ronda de presentaciones para que cada quien presente al compañero con el conocimiento obtenido del otro. En mayor o menor medida, las personas suelen desconocerse a sí mismas y es por ello, que es de mucha importancia que se ayude a las personas a profundizar en las capacidades y virtudes que tiene de sí.

Una dinámica habitual es pedirle a otra persona que le describa. Esta actividad será oportuna cuando el grupo haya interactuado un poco o sean grupos de personas que se conocen con anterioridad y ayuda que a cada persona pueda redescubrir y apreciar habilidades que quizá no hubiese notado por sí mismo.

Algunas situaciones pueden generar un estado emocional inestable. En este sentido, se necesitan hacer unos pequeños ejercicios a través de las dinámicas para tutorías que enseñan a canalizar mejor las emociones y las reacciones ante eventos inesperados.

Consiste en hacer que el grupo adopte una posición sin moverse en absoluto y debe permanecer en ella hasta que alguien pierda el equilibrio o se acabe un tiempo especificado. Lo importante quizá no sea ganar o perder, sino desarrollar la concentración y las habilidades que le permitan estar tranquilo en una situación difícil.

Las dinámicas para tutoría en secundaria son necesarias para aquellos estudiantes que padecen de algunas limitaciones y tienen la finalidad de que estos jóvenes puedan avanzar en mejorar la relación con su entorno para comunicarse e interactuar de una forma eficaz. En esta dinámica para tutorías en bachillerato se les explica a los participantes que, en una hoja, deben de escribir qué actitud pasivo, agresivo o asertivo tomarían ante una situación.

El tutor es quien debe exponer la situación y, transcurrido un tiempo, todos deben dar a conocer sus respuestas. Su finalidad es ofrecer una atención personalizada al alumnado universitario y favorecer su desarrollo integral tanto en el progreso académico como en el personal y profesional Martínez, Martínez y Pérez, ; Álvarez González, Se convierte así en uno de los elementos diferenciadores que aboga por la calidad y equidad de la formación Álvarez y Álvarez, ; Cano, ; Lobato y Guerra, ; Martínez, Pérez y Martínez, y que da respuesta a las distintas necesidades de orientación, apoyo y acompañamiento del alumnado a través de sus diferentes modalidades y ámbitos de acción.

Aun existiendo un acuerdo más o menos generalizado en torno a la necesidad de la tutoría, actualmente es necesario repensar cuáles pueden ser las aportaciones de la mismas de cara a los estudiantes de educación superior.

Desglosando sus objetivos y potencialidades, se puede afirmar que la tutoría permite la personalización e individualización de los aprendizajes, dando respuesta a los problemas que surgen en una universidad mucho más diversa y masificada que años atrás, en cuyas aulas conviven y aprenden estudiantes con procedencias, intereses y recorridos vitales muy diferenciados.

La tutoría también permite una mejor adaptación del alumnado de primer curso a un nuevo contexto educativo, institucional y organizativamente mucho más complejo que las instituciones educativas de niveles previos, con multitud de servicios, centros, unidades de información y con un profesorado mucho más variado y, a veces, más distante.

Por otro lado, la tutoría entendida como proceso facilita el desarrollo académico en un contexto complejo en el que los currículos universitarios se han diversificado exponencialmente optativas, itinerarios, prácticas, trabajos finales, etc. Además, como indican Martínez y González , la tutoría puede facilitar la adquisición de competencias transversales, que se erigen como uno de los pilares esenciales tanto para el desarrollo personal como para la futura empleabilidad de los egresados.

En un contexto laboral en el que se les exigirá una importante capacidad de adaptación y de aprendizaje permanente, se hace imprescindible un adecuado dominio de competencias transversales. Por ello, entre las ventajas de la tutoría también se sitúa el acompañamiento en la transición al mercado laboral, contribuyendo a que el alumnado reflexione sobre su proyecto profesional y vital, mientras adquieren diferentes herramientas para la búsqueda de empleo.

La tutoría puede convertirse en una de las claves para la transición del alumnado desde la universidad al mundo laboral, contando con las dificultades y complejidad que adquieren hoy día estas transiciones, que son cada vez menos lineales y unívocas.

Asimismo, con la expansión de la formación de postgrado, que suma mayores niveles de incertidumbre y diversificación, se hace necesaria la potenciación de la relación de tutoría también en estos niveles De la Cruz y Abreu-Hernández, , acompañando tanto en las trayectorias formativas y de inserción profesional como en la iniciación a la investigación a partir de los trabajos fin de máster y en el doctorado.

Sin dudar de la necesidad de la misma, no son pocas las dificultades que se vislumbran en su desarrollo Álvarez González, ; Hernández Amorós et al.

Igualmente, la escasa valoración y reconocimiento del profesorado en su laboral como tutor provoca que no se profundice en su formación y dotación de recursos tiempo para dedicar a la tutoría, recursos organizativos, reconocimiento de créditos, etc. y finalmente también dificulta un óptimo progreso en la tutoría universitaria la escasez de objetivos compartidos a la hora de abordar la tutoría entre profesores y estudiantes, que en muchos casos se acercan a la tutoría universitaria desde una perspectiva excesivamente burocrática o administrativa y excesivamente académica, alejándose de la vertiente más personal y profesional.

En esta misma línea de debilidades, tal y como se exponen en diversas investigaciones Rodríguez-Hoyos, Calvo y Haya, , Rodríguez-Izquierdo, ; Pérez y Martínez, ; Hernández Amorós et al.

los propios estudiantes señalan algunos de los principales problemas con los que se encuentra el desarrollo de la tutoría en este escenario, dificultades relativas a:. Todos estos aspectos dificultan un adecuado desarrollo de la tutoría universitaria, que debería responder a multitud de contenidos y necesidades del alumnado, desde la propia transición y adaptación del alumnado de nuevo ingreso Álvarez, López y Pérez, o el desarrollo personal del alumnado hasta la clarificación de los itinerarios profesionales, elección de optativas e itinerarios curriculares, prácticas y estudios, desarrollo de trabajos académicos, inserción profesional, etc.

En definitiva, se debe apostar por un modelo de tutoría integral, formativa y de compromiso y responsabilidad mutua, porque la tutoría universitaria supone una acción multidisciplinar e interdisciplinar, que mejora el proceso de acompañamiento del estudiante, potencia el desarrollo integral y la adquisición de competencias personales y profesionales; Para ello se necesitan tiempos y espacios compartidos, por lo que es imperioso crear una política institucional que regule y gestione la acción tutorial como tarea integrada en el modelo educativo de la institución y que esta última gestione y lidere un modelo de tutoría adaptado a las necesidades del alumnado y a la propia institución con la formación inicial y continua de los profesores tutores.

Además, algunas características del actual alumnado universitario hacen más presente que nunca la necesidad de la tutoría en el contexto universitario Cano, ; Martínez, Martínez y Pérez, , siendo diferentes las razones que avalan esta afirmación:.

Pese a la amplia disponibilidad de información sobre la institución universitaria a través de internet, el alumnado universitario presenta un escaso conocimiento sobre la misma y desconoce en muchos casos la normativa, estructura de los centros, servicios de apoyo que están a su disposición, recursos, etc.

Este desconocimiento afecta también a los propios estudios que están realizando, sus posibilidades de inserción y empleo, líneas de investigación, itinerarios formativos y profesionales, etc.

Bajo nivel de motivación e implicación en los estudios universitarios, en muchas ocasiones causados por un profundo desconocimiento de sí mismos, sus intereses, posibilidades y potencialidades. Escaso manejo de estrategias de trabajo, estudio y aprendizaje que les permitan afrontar con éxito los requerimientos formativos en la educación superior.

En un entorno formativo en el que se empiezan a emplear metodologías de enseñanza aprendizaje y de evaluación que exigen una mayor implicación del alumnado, los estudiantes aún acostumbrados a un aprendizaje más superficial pueden tener problemas para un abordaje exitoso.

Importancia creciente de la internacionalización y la movilidad de los estudiantes, que genera nuevas necesidades de apoyo y orientación en el alumnado Caldera, Carranza, Jiménez y Pérez, ; Corbella y Elías, Con todo lo expuesto, debe destacarse que, en un contexto preocupado por la calidad de la educación superior, la tutoría se convierte en uno de sus principales factores de análisis de la misma, contribuyendo de manera muy especial a centrar todo el trabajo docente en el aprendizaje de los estudiantes, conociendo mejor sus necesidades y conectando sus aprendizajes con las necesidades que se le plantean a la educación universitaria Martínez, Pérez y Martínez, Álvarez y Álvarez señalan que no sólo es necesario justificar la necesidad de la tutoría en el ámbito universitario desde la perspectiva del alumnado, sino también desde la óptica del docente y los propios centros, puesto que la relación de tutoría va a permitir un mejor conocimiento de la realidad y necesidades del alumnado, que les van a ofrecer una importante retroalimentación sobre los procesos de enseñanza-aprendizaje que se llevan a cabo.

De este modo se convierte en un elemento ineludible de calidad de la institución universitaria, enlazando con los principios de los principales modelos de gestión de calidad de nuestro contexto, efqm e iso que destacan la importancia de una continua retroalimentación de los procesos en un continuo contacto con el estudiante.

En los últimos años se han desarrollado interesantes experiencias de investigación en torno a este ámbito, aún así es necesario profundizar en torno a dos líneas fundamentalmente: por un lado, la tutoría virtual, una modalidad de la tutoría que pretende aprovechar las posibilidades de las TIC a la hora de potenciar una comunicación más fluida y dinámica entre estudiantes y tutores, y, por otro, las percepciones de los propios implicados en los procesos de tutoría, profesorado y estudiantes López-Gómez, Es desde esta necesidad de retroalimentación y de contar con la visión de los implicados por lo que este trabajo se plantea como objetivo principal conocer y categorizar las propuestas que exteriorizan los propios estudiantes en pro de una mejora de la acción tutorial en las aulas universitarias.

Para abordar el objetivo de esta investigación se plantea un diseño descriptivo y transversal, con un enfoque analítico mixto, empleando tanto análisis de corte cualitativo como cuantitativo.

El instrumento de recogida de información es un cuestionario diseñado ad hoc, denominado Cuestionario sobre Tutoría Universitaria para Alumnos CUSTUA , que se plantea recoger información sobre tutoría universitaria desde la perspectiva del alumnado en relación a diferentes dimensiones.

Se estructura en diferentes escalas cuyos ítems deben responderse en una gradación de 1 a Finalmente se plantea una pregunta abierta en la que se solicita a los participantes que, tras la reflexión y valoración que han realizado en torno a la tutoría universitaria a través de la lectura y cumplimentación del cuestionario, realicen propuestas de mejora.

Esta última pregunta es, precisamente, en torno a la cual se realiza el presente trabajo. El procedimiento de investigación se inicia con la concreción de los objetivos a alcanzar, tras un análisis exhaustivo de la literatura científica, continúa con el diseño y validación por grupo de expertos del cuestionario empleado.

El instrumento se aplica a los participantes en horas de clase, puesto que facilita el acceso a los mismos y asegura que son asistentes habituales. Posteriormente, los datos recogidos se incorporan a una base de datos que se analiza tanto a través del programa SPSS V23 análisis cuantitativo como a través del programa de análisis cualitativo ATLAS.

ti v7. Las propuestas de mejora de los estudiantes se categorizan, codifican y organizan en una red semántica con ayuda de este último programa de análisis. Las categorías se incluyen como variables binomiales en el programa de análisis estadístico con el propósito de realizar una comparación a través de tablas de contingencia con el estadístico Chi-cuadrado en relación a las variables: grado, curso, sexo y si alternan o no trabajo con estudios.

La muestra inicial es de estudiantes, pero, finalmente, estudiantes realizaron propuestas de mejora. Los participantes en este estudio son estudiantes de segundo Un En la Tabla 1 se muestra la distribución de la muestra por sexo y titulación.

Tabla 1 Distribución de la muestra por títulos y sexo. Los resultados obtenidos, tras la categorización y codificación de las propuestas de mejora en relación a la tutoría universitaria desde la concepción del estudiante de la Facultad de Educación, se recogen en la red semántica representada en la Figura 1 , donde aparece la clasificación de tales aportaciones en tres grandes categorías: Contenidos, Planificación y Relación tutor-alumnado.

Para facilitar la lectura y comprensión de estos resultados, a continuación se desarrolla cada una de estas categorías con sus respectivos códigos y citas análisis cualitativo , así como un análisis descriptivo e inferencial de las respuestas análisis cuantitativo.

Figura 1 Red semántica sobre propuestas de mejora de la Tutoría en la Facultad de Educación. La primera de las tres grandes categorías hace referencia a la posibilidad de mejorar la tutoría universitaria a través de la incorporación de una serie de contenidos o bien aumentar su presencia en el desarrollo de dichas acciones.

Por su parte, los estudiantes no dejan de lado la importancia de trabajar contenidos orientados a su inserción laboral y proyección profesional. Conseguir una mayor planificación de las sesiones de tutoría en general, y de las acciones y funciones que desempeña el tutor en particular, es sin duda una de las propuestas de mejora donde más insiste el alumnado junto con la relación que se debe establecer entre éste y el tutor.

Una idea interesante contemplada en el código Seguimiento y Control. Si en la categoría anterior el alumnado insiste en la presentación que debe hacer el tutor al inicio del curso, en esta tercera categoría se aborda la relación que debe establecerse entre el tutor y su grupo-clase tras esa primera toma de contacto.

Consideran fundamental para mejorar dicha relación, y por ende la tutoría universitaria, una mayor implicación por parte del tutor. De esta forma, no sólo proponen aumentar las horas de tutoría e incorporar más sesiones, sino que esa ampliación vaya acompañada de un mayor equilibrio de las diferentes modalidades: grupales y virtuales.

Se obtiene un total de 22 propuestas de mejora o códigos agrupadas en tres grandes categorías. En la Tabla 2 se realiza un balance general del peso de cada una de las propuestas en el conjunto de las respuestas los porcentajes no son proporcionales, ya que un mismo estudiante puede haber emitido hasta tres propuestas.

El porcentaje de respuesta más alta se encuentra asociado a la categoría de planificación y relación tutor-alumno, concretamente al incremento de las sesiones de tutoría Por el contrario, la propuesta que aparece en menor medida corresponde a la categoría de contenido tutorial y corresponde a proporcionar información sobre formación complementaria 0.

Tabla 2 Propuestas por categorías. Seguidamente, se analizan las propuestas de mejora por titulación. Tabla 3 Propuestas de mejora por título. Diferencias significativas. Mientras la difusión del Plan Acción Tutorial es una propuesta mayormente planteada por los estudiantes de Educación Social, el incremento del número de tutorías grupales es una percepción más común entre el alumnado de Educación Primaria, de igual manera que el incremento de la tutoría virtual en el Grado de Pedagogía y la importancia de conocer a su tutor de manera presencial, proponiendo como mejora su presentación al comienzo del curso, se reitera en mayor medida en el Grado de Educación Infantil y, especialmente, entre el alumnado de 3º año de carrera.

Como se aprecia en la Tabla 4 , las diferencias entre las opiniones del alumnado también se encuentran asociadas al año de carrera. Cabe destacar como los estudiantes de primeros cursos proponen una mayor implicación por su parte en las sesiones de tutoría y perciben una mayor necesidad de estas sesiones, mientras que el alumnado de 4º curso se centra en el contenido abordado, proponiendo especialmente incorporar contenidos relacionados con la orientación profesional.

Tabla 4 Propuestas de mejora por curso. En relación al sexo de los participantes, se perciben diferencias estadísticamente significativas en cuatro de los códigos o propuestas de mejora Implicación del alumnado, obligatoriedad de las tutorías, seguimiento y control del trabajo realizado durante las sesiones y reducir el número de tutorías , siendo el estudiante varón quien insiste más en todas estas propuestas, tal y como muestra la Tabla 5.

Tabla 5 Propuestas de mejora por sexos. Por último, los análisis de los resultados muestran que apenas se perciben diferencias significativas entre el alumnado dedicado en exclusividad a los estudios y aquellos que alternan estudios con trabajo.

La tutoría en el ámbito universitario es objeto de interés por parte de investigadores, analistas y por los propios centros universitarios, debido tanto al desarrollo normativo que surge tras el Proceso de Bolonia como por el hecho de que tanto las características del actual alumnado universitario y el propio contexto en el que éste se inserta hacen preciso este proceso de acompañamiento.

Como señalan Álvarez y Álvarez aporta un valor añadido a la formación del alumnado, de forma que no sólo favorece el desarrollo integral del mismo y la consecución de los propios objetivos de la educación superior, sino que va a posibilitar abordar algunas de las problemáticas que más preocupan a las autoridades académicas como, por ejemplo, el abandono prematuro del alumnado Freixa, Llanes y Venceslao, Desde la tutoría se potencia el desarrollo integral del alumnado, lo que incluye no sólo la dimensión más académica, sino también una perspectiva más personal y profesional.

Esto hace irrenunciable el esfuerzo y la exigencia que desde los centros universitarios debe dedicarse al desarrollo de los procesos de tutoría, considerándolos un elemento intrínseco a la formación universitaria.

Se enfatiza así la necesidad de que la acción tutorial no se conciba como una práctica aislada y, aunque bienintencionada, a veces descoordinada.

Debe constituirse como una práctica intencionada, programada y coordinada con el resto de procesos formativos que se desarrollan en educación superior. Otro de los elementos fundamentales en la tutoría se centra en la figura del tutor y la relación que este establece con el alumnado, centro de los procesos de tutoría al que es necesario prestar atención.

Como muestran los resultados de este trabajo, el alumnado participante en este estudio señala algunas propuestas de mejora en torno a estos tres elementos clave: contenidos a trabajar en la tutoría, el modo en que ésta debe ser planificada, qué elementos han de ser tenidos en cuenta y, finalmente, el modo en que se relacionan tutores y estudiantes.

En relación a los contenidos señalan algunos elementos clave en torno a los que creen que la tutoría debe profundizar en mayor medida, especialmente los referidos al apoyo en el desarrollo académico, pero sin olvidar la necesidad de recibir orientación y asesoramiento en la adaptación al contexto universitario, mediación y resolución de conflictos en el seno del grupo-clase y en la relación con el profesorado , información sobre el propio contexto universitario y los servicios que éste ofrece, así como apoyo en el desarrollo profesional.

La cantidad de propuestas relacionadas con el desarrollo académico y de adaptación al contexto universitario concuerda con diferentes investigaciones Amor y Dios, ; Solaguren-Beascoa y Moreno, que señalan que el alumnado otorga más importancia a la tutoría en el ámbito académico y profesional, apreciando en menor medida el apoyo para el desarrollo personal.

Como destaca López-Gómez es esencial el abordaje de las tres dimensiones personal, académica y profesional debido tanto a la importancia que estas tres áreas tienen en las personas en formación universitaria como al propio valor de la integralidad como concepto en la universidad e, incluso, al propio hecho de que estén recogidas en la normativa universitaria como uno de los derechos del alumnado.

En relación al modo en que se planifica la tutoría, las propuestas giran en torno a elementos cuya necesidad ha sido también señalada ampliamente por diferentes estudios y analistas.

Entre otros, destaca la necesidad de coordinación de los tutores con el resto del equipo docente, donde Álvarez González hace hincapié en reforzar la coordinación entre todos los agentes implicados en la tutoría y la orientación.

Otros aspecto de mejora recae en la importancia de ampliar el conocimiento del alumnado sobre la tutoría, sus funciones, objetivos y actividades que desarrolla Lledó, Lorenzo, Gómez y Lorenzo, ; Pérez y Martínez, , ampliar e integrar los horarios de atención en el resto de cronograma de actividades y obligaciones del alumnado, planteándose la necesidad de incluir el elemento de los horarios en la planificación de la tutoría Caldera, Carranza, Jiménez y Pérez, e, incluso, reservar una hora para la asistencia del alumnado a tutoría Lledó, Lorenzo, Gómez y Lorenzo, Es imprescindible que se planifique el necesario seguimiento y control de las actuaciones de los tutores, además de una mayor frecuencia de sesiones y la posible obligatoriedad de las tutorías, asunto que supone uno de los dilemas más importantes a la hora de planificar la tutoría en la universidad: ¿es la tutoría un proceso voluntario o al formar parte del propio proceso formativo, ha de ser considerado como un proceso obligatorio?

Queda clara la necesidad de mejorar e integrar la planificación de la tutoría a lo largo de todo el proceso de educación superior del alumnado, de modo que no se perciba como la suma de algunas actuaciones aisladas sin sentido, sino que se integren perfectamente en un sistema en el que participen tanto el sistema tutorial del propio centro como de la universidad en la que éste se integra.

Para ello resulta preciso un compromiso institucional, por un lado, y de los propios profesores, tutores y del alumnado, por otro, para reconocer las verdaderas necesidades y dificultades en el desarrollo de un proceso que es reconocido como uno de los más importantes elementos de calidad universitaria.

Sobre la relación entre tutor y estudiante, base del proceso de tutoría, los participantes sugieren diferentes propuestas de mejora centradas especialmente en la necesidad de incrementar la implicación y motivación del tutor, aunque no olvidan tampoco señalar, la necesidad de incrementar el compromiso del propio alumnado.

También se sugieren algunas propuestas relacionadas con la posibilidad de emplear los medios virtuales y con la mejora de la relación, tanto en el número de sesiones de tutoría como en su calidad, a través de una mayor confianza y empatía del tutor hacia el alumnado.

Es preciso reconsiderar y revalorizar la figura del profesor universitario como tutor, al que, a diferencia de épocas pasadas, no se le exige exclusivamente un importante conocimiento técnico sobre la materia que imparte, sino también competencias específicas para potenciar la relación tutorial con el alumnado: escucha activa, manejo de conflictos, trabajo en equipo, planificación del tiempo Castaño, Blanco y Asensio, Además, es importante que el profesor en su labor de tutor conozca mejor al estudiante con el que trabaja, más allá del conocimiento superficial con el que habitualmente cuenta.

El tutor debe conocer cómo aprende, cuáles son sus intereses, las dificultades que encuentra en su trayectoria universitaria y de profesionalización, entre otras Álvarez Pérez, En concordancia con Lobato y Guerra , para el desarrollo de la tutoría en educación superior es pertinente reforzarla a través del incremento de tutores y del respaldo institucional que reciben, así como de la formación, apoyo y supervisión.

En orden a algunas investigaciones, el alumnado percibe que los profesores presentan déficits en las competencias de tipo social Andrade-Abarca, Ramón, Loaiza-Aguirre, , precisamente aquellas que han de poner en juego en la función tutorial. En el presente estudio, los análisis comparativos realizados valorando diferentes variables permiten apreciar que no existen diferencias en la mayor parte de las propuestas de mejora según el curso, grado y sexo de los participantes, aunque sí pueden señalarse algunas como las siguientes.

Según el grado de los estudiantes aparecen diferencias en el número de alumnos que proponen una mayor difusión, siendo los estudiantes de Educación Social quienes lo proponen en mayor medida.

En relación al sexo de los participantes, aparecen algunas diferencias, siendo mayor el porcentaje de hombres que proponen una mayor implicación del alumnado, la obligatoriedad de la asistencia a las tutorías, un mayor seguimiento y control del profesorado o incluso reducir el número de sesiones de tutoría.

En relación al curso de los participantes destaca el hecho de que quienes están en cursos inferiores reclaman incrementar el número de sesiones.

Te ayudamos profesionsl elegir Estudiar consejos deportivos formación, pulsa aquí. Es evidente desde los primeros días de clasesque profesipnal de los mayores Tuutoría Tutoría de juego profesional pueden jusgo en la vida los estudiantes es la integración. Gracias Concursos con premios monetarios las profesionall de Tuotría se pueden superar Concursos con premios monetarios obstáculos, puesto Concursos con premios monetarios el Capturas Premiadas puede analizar Tuotría diagnosticar las professional y dar un trato adecuado a las necesidades de TTutoría estudiantes. La capacidad de los tutores para comprender cómo está compuesto el grupo y cuál es su estructura ayudará a promover la orientación educativa con dinámicas para tutorías que resalten el valor de la unidad, la cooperación, la solidaridad y el respeto mutuo. Son actividades de grupos que manejan múltiples recursosestrategias, métodos y técnicas que tienen el propósito de generar las condiciones necesarias en el ambiente y en los participantes de una determinada clase o reunión; dichas condiciones facilitan que se alcancen mejores resultados académicos por parte de todos los alumnos. Aplicar las dinámicas grupales tiene como objetivo encargarse de desarrollar la inteligencia emocional y enseñar a gestionarlas dentro del grupo para el pleno desenvolvimiento de los individuos, siendo algunos aspectos esenciales:. Por mucho que las dinámicas para tutorías tengan propósitos diferentes según el objetivo, los beneficios de estas se ven reflejados en diferentes ámbitos que se correlacionan entre sí. Tutoría de juego profesional

Author: Talkree

1 thoughts on “Tutoría de juego profesional

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com